A Colombia le tocó bailar con la más fea.

A Colombia le tocó bailar con la más fea.

Todos estábamos expectantes por lo que iba a pasar el pasado 14 de abril a las 8am cuando las balotas empezaran a ir saliendo y así creando los grupos definitivos para los Juegos Olímpicos que se realizará en Brasil.

Muchos especulaban que Alemania, que Brasil, pero no, como dice el dicho “el que no quiere caldo le dan dos tazas”. Y así le pasó a Colombia. Muchos lo llaman el grupo de la muerte, por tener 2 grandes potencias como Estados Unidos y Francia, y no se queda atrás la representante de Oceanía, Nueva Zelanda.

Esto me hizo recordar aquella vez cuando fue el sorteo para el Mundial de Canadá, cuando vimos en nuestro grupo a Francia e Inglaterra, dijimos muchas cosas: para que ir, nos van a golear, etc. Y el resto es historia; por primera vez Colombia pasaba a otra ronda, por primera vez Colombia le ganaba a Francia (2-0), por primera vez Colombia convirtió gol en un mundial. Eso hizo que todos cambiáramos de opinión y dijéramos hay equipo para rato.

No obstante, en las pasadas semanas en los dos partidos amistosos Colombia no dio “pie con bola”, era un mar de errores y horrores, y no por las jugadoras, sino por el gran entrenador que tienen, que nunca supo cómo dirigir ni como planificar un partido de tal envergadura. A mi pensar se dio nuevamente un paso atrás, el respeto que se venían ganando, no puedo decir que se diluyó sería mentirosa al decirlo, es más cauto. Nuevamente pensamos, nos van a golear. Mientras el técnico siga caprichoso, egoísta y altivo,  esto no va a llegar lejos, lastimosamente.

Estados Unidos, campeonas mundiales, medallistas olímpicas. En los pasados olímpicos también nos tocó contra ellas y, sí, nos ganaron. Tienen un arsenal en su nómina, creo que Jill Ellis no dormirá pensando a quién llevar, porque todas son excelentes.

Francia, viene con sed de venganza después de haber caído con un gran equipo en el pasado Mundial. Louisa Nécib, Eugénie Le Sommer nunca supieron como romper la defensa que era toda una muralla, y cuando eso pasaba teníamos a una grande en el arco, Sandra Sepúlveda colocando un cerrojo en su arco. Fuimos contundentes a la hora de marcar gol, y Lady Andrade enloquecía a las defensas con su pisada elegante del balón.

Nueva Zelanda, tiene una gran delantera como Amber Hearn. Tal vez Nueva Zelanda ande escasa de grandes nombres, pero en cuanto a unidad del equipo rara vez se ve superada. En los pasados juegos, lograron avanzar por primera vez a la segunda ronda. Podemos decir que es el rival “menos pesado” que tenemos.

Todo cambiaría si el entrenador piensa las cosas con objetividad y llama a quienes en realidad pueden darle un plus a la selección (si es que en realidad quiere hacer una presentación decorosa), no significa que ya por eso seamos medalla de oro, pero al menos sé que pueden dar mucho más de lo que se vio en el mundial de Canadá, y que él borró sacándolas de la selección por cualquier excusa barata que quiera decir.


loremontano

Comunicadora Social-Periodista.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *