Y después de los Olímpicos, ¿qué se viene para Colombia?

Y después de los Olímpicos, ¿qué se viene para Colombia?

Crece la expectativa por saber quiénes serán las 18 futbolistas que vestirán la tricolor para Río 2016 y quién tomará el dorsal 10 que dejó Yoreli Rincón después de su grave lesión. El asunto es que jugaremos 3 partidos en la fase de grupos contra Francia, Nueva Zelanda y Estados Unidos, si avanzamos, bien, pero si quedamos fuera, ¿cuál será el futuro de Colombia en el fútbol femenino?

El 9 de agosto, en el peor de los casos, se marcaría el fin de la era Felipe Taborda, un técnico que nos llevó a este punto, pero que después de sus malas decisiones de excluir a referentes de la selección como Daniela Montoya o Lady Andrade en su momento, no se vería con buenos ojos su continuidad, esa que está pendiendo de un hilo y que un tropiezo de las nuestras en Río, no tendrá reversa.

Si avanzamos ese 9 de agosto a cuartos de final, significará otro avance histórico para nuestras Chicas Superpoderosas, aunque por mi cabeza aumentan mis dudas sobre si tenemos una selección competitiva, que le dé la cara a Francia o Estados Unidos y vencerlas en esos duelos. ¿Nuestras jugadoras están 100% preparadas para cambiar la historia de nuestro fútbol femenino en Río?

Quiero ser muy franco, Colombia en las condiciones actuales, no está en un buen nivel de competencia. Acá los directivos de corbata les importa que nuestra selección participe y ya… ¡No! Para nadie es un secreto que el manejo dado por Taborda, después del Mundial de Canadá, a la selección ha sido un desastre desde donde se le ve, no hay orden táctico ni un rendimiento físico óptimo de nuestras jugadoras, salvo algunas que juegan por fuera en ligas profesionales, no amateur ni universitarias.

Las únicas que han afrontado competencias de alto nivel son Sandra Sepúlveda en Israel y Natalia Gaitán en España, a ellas las exonero, pero hay otras jugadoras que me preocupan, por ejemplo Tatiana Ariza, ya se graduó de la universidad en Estados Unidos, pero no la veo en un equipo profesional, Natalie Arias de 30 años tampoco ha figurado en equipos grandes y Melissa Ortiz que aún no la veo jugar regularmente en un equipo después de su lesión que la dejó por fuera de Canadá.

Es aceptable que hasta hoy no teníamos liga profesional en Colombia y que las mencionadas lograron estudiar en Estados Unidos gracias a sus logros deportivos. Para 2017 no será excusa que Melissa, Tatiana o Nataly se regresen a Colombia y participen en la nueva liga, porque nuestro fútbol femenino tomará un nuevo rumbo y cada fin de semana habrán partidos. Ojalá que tomen una buena decisión después de los olímpicos y aspiren a ser profesionales en el fútbol de una vez por todas.

La creación del Torneo Interclubes Femenino de Difutbol este año debo aplaudirlo, porque varias seleccionadas han tomado parte de la competencia como Catalina Usme, Diana Ospina, Leicy Santos o Corina Clavijo y han ido ganado minutos de juego con sus clubes, no obstante jugadoras como Oriánica Velásquez o Carolina Pineda no han aprovechado el cuarto de hora de este torneo y podrían pasar factura su desempeño en Río con una lesión o un bajón de su rendimiento.

Para el caso de otras jugadoras como Lady Andrade, Nicole Regnier o Yoreli Rincón ya lesionada, no tuvieron suerte en el fútbol internacional. Lady tuvo breves apariciones en Estados Unidos, Nicole fue borrada del mapa del Rayo Vallecano y se limita a culminar su carrera universitaria, y Yoreli después de su paso por Noruega, solo se limitó a hacer conferencias, asistir a partidos benéficos, ejercitarse mucho y salir con su novio, para después lesionarse en el microciclo y quedar fuera.

Entonces, en este orden de ideas, ¿qué equipo pondría Taborda para el primer partido contra Francia?. Como van las cosas deberían ir: Sandra Sepúlveda, Natalia Gaitán, Corina Clavijo, Oriánica Velásquez, Melissa Ortiz, Liana Salazar, Leicy Santos, Diana Ospina, Isabella Echeverri, Catalina Usme y Lady Andrade. En lo personal es la selección que veo para competir en Río.

Ya después de Río, Colombia no tendrá más partidos oficiales hasta finales de 2017 cuando dispute los Juegos Bolivarianos de Santa Marta, salvo que alguna selección europea invite a las nuestras a un amistoso o que llegue a disputar la Algarve Cup en Portugal, pero eso me suena utopía. Entraremos en un limbo a nivel de selección y lo único que nos espera es la Liga Femenina de 2017 con los equipos profesionales.

El futuro es incierto para nuestra selección femenina, si Taborda se queda, no veríamos por más tiempo a Daniela Montoya vistiendo la amarilla y seguiría brindando concesiones a las jugadoras de Generaciones Palmiranas para estar en la selección; si se va, que es lo más probable, ojalá le encuentren un reemplazo idóneo e imparcial con las convocatorias y que solo las mejores estén en la selección, porque así debería ser.

Solo espero que las Chicas Superpoderosas luchen hasta el final, que jueguen con el alma cada minuto en Río, que sepan interpretar el juego de las rivales para evitar que nos ganen y aprovechar los errores o las virtudes de las nuestras para alegrar a muchos colombianos con sus goles. Señor Jesurún, después de Río, por favor no deje morir a esta gran selección femenina, búsquele partidos o torneos amistosos para seguir adelante rumbo al próximo ciclo olímpico.

 


Francisco Diaz

Desarrollador Web Freelance. Apasionado por el fútbol sobre todo el femenino.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *