Alemania es oro, Suecia es plata y Canadá es bronce en Río 2016

Alemania es oro, Suecia es plata y Canadá es bronce en Río 2016

Desde que el fútbol femenino irrumpió en los Juegos Olímpicos de Atlanta 1996, solo conocíamos 2 campeones: Estados Unidos (1996, 2004, 2008, 2012) y Noruega (2000). Hoy la chance de colgarse el oro la tenían dos selecciones históricas del fútbol femenino como fueron Suecia y Alemania. Finalmente el cuadro alemán de Silvia Neid se quedó con el metal dorado en un partido reñido. Resumen de la final y el partido por la medalla de bronce que favoreció a Canadá sobre Brasil.

Alemania se queda con el oro, Suecia se conforma con la plata

En un gran partido, con ocasiones para los dos lados, Alemania ganó por primera vez en su historia una medalla de oro en el Torneo Olímpico de Fútbol Femenino Río 2016 al vencer a Suecia por 2-1 en un duelo jugado el viernes 19 de agosto en el mítico estadio Maracaná, de Río de Janeiro.

Las alemanas golpearon en los momentos justos para refrendar en la red su leve superioridad en el juego y gracias principalmente a la magia del pie diestro de Dzsenifer Marozsan, que convirtió un golazo para abrir el marcador en el segundo tiempo y fue protagonista del segundo con un tiro libre que se estrelló en el palo antes de que Linda Sembrant pifiara el rechace y pusiese el 2-0 transitorio.

En el primer tiempo, la final inspiró a ambas. Tuvieron situaciones de gol y Suecia, que desde cuartos había apostado especialmente por abroquelarse atrás y explotar la contra, tuvo una disposición más ofensiva. El problema fue que ni las nórdicas ni las germanas encontraron la precisión necesaria para cristalizar en la red los buenos movimientos que realizaron.

Fue Alemania la que pegó primero, justo cuando su volumen de juego era mejor que el de su rival y la segunda etapa recién comenzaba: la pelota le llegó en la frontal del área a Maroszan, que no dudó ni un instante y, desde la medialuna, sacó un derechazo espectacular con comba que se clavó en el ángulo izquierdo de Hedvig Lindahl (0-1, 48′). La excelente arquera sueca rozó apenas con las yemas el balón pero sacarlo era imposible.

Otro golpe y desesperación

No tuvo demasiado tiempo Suecia para reaccionar que ya tenía que remontar un gol más. Maroszan se hizo cargo de una falta en el sector izquierdo, cercana al área, y su delicioso golpeo se estrelló en el palo. El rebote fue hacia el corazón del área chica, donde Sembrant, desesperada, quiso sacarla al córner pero la clavó en la red (0-2, 62′).

Las suecas fueron con ímpetu hacia delante y dejaron espacios atrás. Podría haber caído el tercero alemán, pero un gran desborde por izquierda terminó por encontrar a Stina Blackstenius en el centro del área. La 11, que había ingresado poco antes, facturó (1-2, 67′).

Quedaban unos 25 minutos y el público se implicó con Suecia. Lindahl olió el peligro y también Almuth Schult en el área alemana, principalmente en una jugada a pocos minutos del final que Jessica Samuelsson desperdició inexplicablemente cuando estaba sola para definir. Pifió el remate.

Suecia buscó desesperadamente pero le faltó la puntada final para igualar y Alemania volvió a cruzársele en el camino para ganar un festejadísimo oro, que llegó por fin para las germanas tras tres bronces: Sydney 2000, Atenas 2004 y Pekín 2008.

Las suecas se quedan no sólo con la plata sino también con el Premio Fair Play del certamen.

Canadá repite el bronce, Brasil se va con las manos vacías

canada-brasil-rio-2016

Canadá se quedó con las ganas de Brasil de llevarse al menos la medalla de bronce en casa al vencer por 2-1 en el partido por el tercer puesto del Torneo Olímpico de Fútbol Femenino Río 2016. El encuentro se jugó el viernes 19 de agosto en la Arena de Sao Paulo y permitió a las canadienses repetir el metal conseguido en Londres 2012.

Las Canucks fueron superiores en buena parte del trámite del encuentro, mostrando la solidez que tuvieron en todo el certamen más la contundencia en ataque de la que se enorgullecieron y que les falló sólo en la semifinal ante Alemania. Los arrestos finales de las brasileñas les sirvió para descontar faltando poco para el silbato final pero no les alcanzó.

El ataque de las locales careció de frescura y fue cayendo en el embudo planteado por las canadienses, que además tuvieron picante en el contragolpe, como quedó claro en el tanto que abrió el marcador.

Ashley Lawrence hizo una carrera impresionante de más de 50 metros antes de cruzar la pelota hacia la joven Deanne Rose, que sólo tuvo que encontrar el hueco adecuado ante la salida de Bárbara (0-1, 25′).

Canadá es una roca

Rose participó también del segundo tanto, que definitivamente desesperó a las brasileñas y le dio la energía necesaria a las canadienses para mantenerse a tope. La morena número 6 centró desde la derecha tras un jugadón de Jessie Flemming y Christine Sinclair usó su habitual ojo de tigresa para no desaprovechar la oportunidad (0-2, 52′).

Brasil chocó y chocó, repitiendo lo hecho ante Suecia en las semifinales, y le costó un mundo generar situaciones reales. Sólo Beatriz, con una media vuelta hermosa, logró batir a la siempre segura Stephanie Labbe (1-2, 78′), pero ya era tarde. Ni siquiera con el impulso del descuento, las verdeamarelas supieron cómo complicar a sus rivales y se quedaron sin la medalla con la que tanto soñaban. Sin embargo, se fueron con el cariño de la torcida, que las ovacionó de todas formas mientras las canadienses festejaban alocadamente en el campo.

Fuente original: FIFA


Francisco Diaz

Desarrollador Web Freelance. Apasionado por el fútbol sobre todo el femenino.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *