Mundial Femenino Sub-17 Trinidad y Tobago 2010: El turno fueron para las surcoreanas

Mundial Femenino Sub-17 Trinidad y Tobago 2010: El turno fueron para las surcoreanas

Tras el título obtenido por Corea del Norte en el Mundial Sub-17 de Nueva Zelanda, el turno para la versión 2010 de este campeonato fue para Trinidad y Tobago, quienes albergaron la segunda edición mundialista y que reunió a 16 selecciones de las 6 confederaciones. Cinco ciudades de la isla caribeña fueron sedes de los 32 partidos desarrollados, en Puerto España, su capital, se disputó la gran final.

Con respecto a los 16 equipos, la participación europea se redujo a 3 selecciones, Estados Unidos, gran potencia de este deporte, no se clasificó a este certamen, Colombia tampoco consiguió su cupo, en su lugar Chile y Venezuela acompañaron a Brasil como representantes de CONMEBOL. La competición orbital se desarrolló entre el 5 y el 22 de septiembre de 2010.

Fase de grupos

Por el Grupo A, Trinidad y Tobago tuvo como rivales a Nigeria, Chile y Corea del Norte, campeón defensor, pero las caribeñas no pudieron avanzar a cuartos por el poderío tanto de Nigeria como Corea del Norte, quienes hicieron una excelente fase y avanzaron como primera y segunda del grupo. Chile se fue sin pena ni gloria, perdió los 3 partidos y solo anotó un gol, gracias a Iona Rothfeld.

Alemania y Corea del Sur se impusieron en el Grupo B. Las europeas ganaron todos sus encuentros por goleada: 9-0 contra México, 10-1 frente a Sudáfrica y 3-0 al representativo de Corea del Sur. Algunas figuras como Melanie Leupolz, Lena Lotzen y Lena Petermann se hicieron sentir con goles y hoy en día integran la selección absoluta alemana que recientemente obtuvo el oro en Río 2016.

Después de 6 años, España regresó a una competición FIFA en la rama femenina y no les fue nada mal en el Grupo C, venció a Japón 4-1, luego derrotó a su similar de Nueva Zelanda por 3-1 y cerró la fase con un triunfo apretado ante Venezuela por 2-1. Paloma Lázaro fue gran artífice con sus goles para el avance español a cuartos de final, al igual que Kumi Yokoyama por Japón.

Si bien, todo el favoritismo del Grupo D recaía en Brasil o Canadá, una selección debutante dio la sorpresa y fue Irlanda, que a pesar de haber perdido contra Brasil en su primera salida por 2-1, se repuso rápidamente, derrotó a Canadá por 1-0 y después 3-0 contra Ghana. Por su buena diferencia de goles, Irlanda terminó primero de su grupo seguido de Brasil con 6 puntos cada uno.

Cuartos de final

Uno de los partidos más vibrantes de esta fase lo ofrecieron Nigeria y Corea del Sur, que después de 90 minutos estaban igualados 4-4; en la prórroga el partido quedó a favor de Corea del Sur y culminó 6-5. En otro duelo, Corea del Norte quería revalidar su título, y por la mínima diferencia, 1-0, dejó por fuera a Alemania, cuyo título mundial Sub-17 ha sido una tarea pendiente hasta la fecha.

Por otra parte, España se cruzó con Brasil, una final anticipada que se inclinó para el conjunto ibérico dirigido en ese entonces por Jorge Vilda por marcador de 2-1. El último duelo de cuartos lo protagonizaron Japón e Irlanda con victoria para las asiáticas por 2-1, con gran actuación de Yokoyama quien convirtió el gol de la victoria, Denise O’Sullivan había anotado el empate parcial.

En síntesis, de las 3 selecciones asiáticas que iniciaron la copa mundial Sub-17, las 3 se habían instalado en semifinales, solo España fue la excepción y se convirtió en el único representante del fútbol europeo.

Semifinales y Gran Final

Con cuatro equipos en carrera, se disputaron las semifinales. Corea del Sur se enfrentó a España en la ciudad de Couva. Pese al gol español convertido por Amanda Sampedro al 23, las asiáticas reaccionaron rápidamente con su goleadora Yeo Min-Ji para poner la paridad al 25 y Joo Soo-Ji decretó la victoria surcoreana por 2-1 para instalarse en la final por primera vez.

Más tarde ese mismo día, Corea del Norte quería volver a otra final, pero terminó sucumbiendo ante el poderío de Japón por 2-1. El conjunto norcoreano se puso arriba con gol de Kim Kum-Jong al 59, 10 minutos más tarde, Japón igualó las acciones con Hikari Takagi y al minuto 70 Kumi Yokoyama convirtió el gol ganador y el mejor gol femenino de 2010, el cual compitió por el Premio Puskás.

Por el partido del tercer puesto, España se adjudicó la medalla de bronce y venció por 1-0 a Corea del Norte. El único tanto fue convertido por Raquel Pinel.

La gran final fue 100% asiática. Corea del Sur y Japón deleitaron a los aficionados trinitarios con su buen fútbol y durante 120 minutos el partido terminó igualado 3-3. El ganador se tuvo que definir a través de los penales, después de 5 cobros, la serie se igualó 4-4.

A través de la definición 1:1, Corea del Norte puso el quinto tanto por obra de Jang Sel-Gi, pero Japón no contó con buena suerte en su definición, Tomoko Murtamatsu erró su cobro y le dio el título mundial a Corea del Sur por primera vez.

De esta forma, las dos coreas se convirtieron en potencias del fútbol femenino en la categoría Sub-17. Yeo Min-Ji de Corea del Sur se llevó el botín de oro por sus 8 goles en el mundial e igualmente el balón de oro por ser la mejor jugadora. La portera española Lola Gallardo se alzó con el guante de oro y Alemania obtuvo el premio Fair Play por su juego limpio.

Fuente: Wikipedia

Entradas Relacionadas

Francisco Diaz

Desarrollador Web Freelance. Apasionado por el fútbol sobre todo el femenino.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *