Machismo: obstáculo para el desarrollo del fútbol femenino

Presentamos 3 casos que debemos reflexionar si como hombres estamos valorando inmensamente el fútbol femenino o el machismo se ha reforzado con el amplio auge del fútbol practicado por mujeres.

Machismo: obstáculo para el desarrollo del fútbol femenino

Todavía en pleno siglo 21, algunos hombres carecen de sentido común para afirmar que el fútbol es un deporte que lo practican todos los seres humanos, incluyendo las mujeres. La causas por las cuales el machismo se ha reforzado, es porque la mujer se ha ganado espacios justos dentro de la sociedad en cargos de liderazgo, sobre todo en el deporte, pero aún no se comprende el por qué sigue habiendo envidias, celos u odios en contra de las mujeres que solo quieren destacarse en el fútbol y triunfar como deportistas.

Tres hechos recientes han empañado la lucha por la igualdad de género en el deporte rey y los resumimos aquí.

La frase desafortunada de Luis Suárez contra las futbolistas

El primero fue una pelea que sostuvieron el 23 de septiembre los futbolistas Filipe Luiz de Brasil y Luis Suárez de Uruguay, que provocó en este último un comentario inapropiado: “el fútbol es cuestión de hombres”. Las reacciones no se hicieron esperar entre las jugadoras españolas, una de ellas de Brenda Pérez del Espanyol, quien respondió textualmente a Suárez: “¡Existimos! Luis Suárez, creo que deberías medir un poco tus palabras antes de decirlas”.

Fuente: Infobae

Agresión verbal a una jueza y castigo ejemplar

El segundo hecho, trajo consigo un castigo justo. Dos jugadores del Sparta Praga de la República Checa: Thomas Koubek y Lukas Vacha arremetieron contra una jueza de línea, luego de que no fue sancionado un fuera de juego que se transformó en un gol del equipo rival, diciéndole que “las mujeres deberían estar en la cocina y no arbitrando un partido de hombres”.

Lucie Ratajova, la víctima de las agresiones verbales, denunció el hecho e hizo eco entre las directivas del Sparta Praga, quienes impusieron un castigo particular para ambos jugadores a través de su director deportivo Adam Kotalik: entrenarse durante una semana con el plantel femenino. Finalmente Koubek y Vacha cumplieron la sanción y el primero pidió disculpas a través de las redes sociales sobre lo sucedido.

“Un error en Brno (equipo rival) causó una gran cantidad de emociones. Inmediatamente después del partido dije algo que me entristece y por los que me gustaría pedir disculpas a todas las mujeres”, Thomas Koubek.

Fuente: El Mundo

Suspenden un equipo masculino de fútbol por sexismo

El tercero y más grave se produjo en Estados Unidos. La Universidad de Harvard suspendió al equipo masculino de fútbol, luego de conocerse un informe sobre el cual los jugadores elaboraban clasificaciones sexistas de sus pares femeninos, que incluían un número del 1 al 10, fotos y comentarios explícitos que sugerían las posiciones sexuales de las jugadoras afectadas.

Este informe revelado dentro de esa universidad, se venía practicando desde 2012 y la copa que rebosó el vaso fueron los denigrantes comentarios de varios jugadores sobre las futbolistas, que inmediatamente llegaron hacia LA presidenta de la Universidad de Harvard, Drew Faust, que sin reparos suspendió el equipo masculino, más allá de sus buena temporada en la liga universitaria.

Faust afirmó que “La decisión de cancelar la temporada es seria y consecuente, y refleja el punto de vista de Harvard de que el comportamiento del equipo es completamente inaceptable, no es propio de esta universidad y va contra el respeto mutuo, y contra los valores de nuestra comunidad”.

Por su parte, el entrenador del equipo masculino de Harvard no compartió la decisión de suspender a su equipo de las competiciones universitarias, pero que respeta la decisión de la administración.

Fuente: El País

Estos 3 casos han puesto en evidencia lo mal que quedan parados los hombres al criticar o minimizar la labor de las mujeres en el deporte. El machismo ha florecido también en otros ámbitos, que atacan a la mujer porque dice “x” cosa o hace “y” cosa. Si queremos que la liga femenina sea un éxito, los medios de comunicación deben de manejar con prudencia las menciones a las jugadoras, que se resalten sus goles, sus jugadas y su talento, pero no darle mayor énfasis a sus atributos físicos o situaciones extradeportivas.

Aún hay mucha tela por cortar para aceptar esta nueva realidad en que las mujeres cada día se roban las miradas en el fútbol femenino con golazos de factura y exhibiciones con el balón. ¿Qué debemos hacer como medios o como sociedad para exaltar la labor de la mujer en el fútbol y evitar que el machismo sea una piedra en el zapato para el desarrollo de este deporte? Esperamos tus comentarios.

Entradas Relacionadas

Francisco Diaz

Desarrollador Web Freelance. Apasionado por el fútbol sobre todo el femenino.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *