“Jugar, ver y hablar de fútbol me apasiona más que cualquier otra cosa”, Iona Rothfeld

Conversamos con Iona Rothfeld, futbolista chilena y presidenta de la ANJUFF, sobre sus inicios, su carrera futbolística, sus estudios y su rol como máxima dirigente de la asociación de futbolistas chilenas.

“Jugar, ver y hablar de fútbol me apasiona más que cualquier otra cosa”, Iona Rothfeld

Mientras la selección masculina de Chile se consagraba campeón de la Copa América Centenario el pasado verano, las futbolistas femeninas de ese país pusieron la primera piedra para crear una asociación llamada ANJUFF, que vela por el bienestar de ellas mismas y el mejoramiento de las competencias de fútbol femenino, en un país donde el fútbol sigue siendo cosa de hombres.

A la cabeza de la ANJUFF, la Asociación Nacional de Jugadoras de Fútbol Femenino de Chile, se encuentra Iona Rothfeld, destacada jugadora de la Universidad Católica y estudiante de derecho, quien con otras futbolistas activas como Fernanda Pinilla y Christiane Endler, constituyeron esta asociación que ha sido respaldada por sindicatos de fútbol chileno y sobre todo por FIFPro.

Para Fémina Fútbol, ha sido un placer contactarnos con Iona Rothfeld, quien cumplirá 24 años el próximo 19 de enero, y nos concedió esta entrevista desde Chile, donde nos contó un poco más de su carrera deportiva, sus estudios profesionales y la asociación que ella preside, sin dejar de lado la realidad que vive el fútbol femenino de ese país y de la liga femenina de Colombia.

Fémina Fútbol: ¿Qué es para ti el fútbol?

Iona Rothfeld: El fútbol es parte de mí, más que un deporte se ha transformado en un estilo de vida. Lo practico desde que tengo memoria, y es la actividad que más me ha entregado, ya sean experiencias buenas o malas, todo me ha hecho crecer, fortalecerme y por sobre todo vibrar. Jugar, ver y hablar de fútbol me apasiona más que cualquier otra cosa.

FF: ¿Cómo ha sido el apoyo de tu familia una vez que decidiste tomar el fútbol como proyecto de vida?

IR: Siempre he recibido todo el apoyo, en mi familia entendemos el deporte como una actividad necesaria para la formación, y en cada decisión que tomé sobre el fútbol tuve el respaldo de mi familia. Soy una afortunada y agradecida por esto.

FF: ¿Qué recuerdas de tus primeros entrenamientos o partidos de fútbol que jugaste cuando niña?

IR: Los primero entrenamientos fueron como un sueño. Yo estaba acostumbrada a jugar con mis amigos hombres, mis vecinos, mis compañeros del colegio. Pero la primera vez que pude entrenar con mujeres fue fantástico, lo sentí mucho más propio y no tenía que estar defendiendo el hecho de ser mujer y estar jugando fútbol.

FF: ¿Qué futbolistas masculinos o femeninos empezaste a seguir durante tu infancia?

IR: Los admiraba a todos, y los envidiaba, quería ser como ellos. Me maravillaba viendo a (Zinedine) Zidane, (Thierry) Henry, (David) Beckham, (Andriy) Shevchenko, (Ruud) Van Nistelrooy, y muchos otros, coleccionaba todo lo que existían sobre ellos. Mis favoritos, hasta el día de hoy, Ronaldinho y (Andrea) Pirlo. Cuándo era chica no existía mucha información sobre las jugadoras femeninas, sólo sabía que Marta era la mejor del mundo, fue también un icono para mí.

FF: ¿Cómo es para Iona Rothfeld, combinar tu pasión deportiva con tus estudios universitarios?

IR: Nunca ha sido fácil. He recibido apoyo, pero mantener el alto rendimiento deportivo y académico ha sido de los desafíos más grandes que he tenido. Lamentablemente en mi país aún no se entiende que las personas necesitamos instruirnos en más de una faceta, por lo que el sistema educativo no está pensado para complementarse con otras actividades sin bajar su calidad. Es una constante lucha, me habría encantado dedicarme 100% al fútbol, pero no, es la realidad que se vive en Chile ni en Sudamérica. Además tengo gran interés en mi carrera académica, he tenido que dividir mis esfuerzos para realizar ambas, y obviamente me ha significado un costo en las dos. Pero es lo que yo elegí, y seguiré esforzándome por rendir mi máximo en las dos instancias.

FF: ¿Cuánto tiempo te falta para recibirte de abogada?

IR: Si va todo bien, en dos años debería estar lista.

FF: ¿Qué experiencias te trajo representar a Chile en el Mundial Femenino Sub-17 de 2010 en Trinidad y Tobago?

IR: Las mejores. Fue cumplir un sueño de niña. Nos preparamos mucho tiempo, tuvimos como grupo un objetivo en la cabeza; clasificar al Mundial. Y una vez que lo logramos, además de ser algo histórico para el país, fue una satisfacción personal enorme. Llegar a representar los colores de tu bandera en una instancia Mundial, creo que es de las mejores experiencias que me ha tocado vivir, además la fortuna de anotar un gol, fue tremendo.

Lamentablemente no hicimos una buena participación, y nos dimos cuenta que había mucho trabajo por delante, aún así es algo de lo que sigo estando orgullosa. Para mi era la primera piedra de algo mucho más grande.

FF: En Sudamérica, países como Brasil, Colombia, Venezuela o Paraguay se perfilan para llegar muy lejos en el fútbol femenino. ¿qué se debe hacer en Chile, desde tu experiencia, para mejorar o alcanzar el nivel de dichos países y clasificarse a un Mundial o a Juegos Olímpicos?

IR: Se debe retomar el trabajo que se había iniciado en 2008. Acá en Chile hubo muy grandes avances en esa época, se creó el campeonato nacional, los clubes abrieron sus ramas femeninas y las selecciones se prepararon con tiempo y buenas condiciones. Pero no sabemos qué pasó. Quedamos estancadas, no se le dio el apoyo necesario para continuar creciendo.

Los clubes no cumplieron condiciones mínimas para que la competencia se fortaleciera, la federación no se encargó de impulsarlo tampoco. Acá el material está, hay muchísimas futbolistas jugando a gran nivel y rogando por mejores condiciones para poder competir y fortalecer el fútbol en sus clubes y naturalmente como país. Falta que los organismos encargados se hagan presente y responsables del desarrollo, nos acoplemos a las directrices que se dan desde FIFA y CONMEBOL para el desarrollo del fútbol femenino, y se nos entreguen los espacios, oportunidades y condiciones que nos merecemos como futbolistas.

FF: ¿Qué ha sido para ti el vestir los colores de Universidad Católica, tu club actual?

IR: Un orgullo, no sólo soy jugadora de este club si no que también soy hincha, así que vestir estos colores tiene una doble valoración para mí. Quisiera que se nos valore y respete más dentro del club, tenemos un gran grupo de jugadoras, pero nos hacen falta mejores condiciones para poder competir de la mejor forma, tener mejor preparación, y estar peleando los primeros lugares de la tabla, como merece Católica. Yo sueño con salir campeona, y en mi sueño siempre estoy vistiendo la camiseta de la UC.

FF: ¿Cómo nace la ANJUFF, entidad que lideras? y ¿qué avances se ha logrado para el reconocimiento merecido del fútbol femenino en Chile?

IR: La ANJUFF nace de una necesidad. Nosotras como jugadoras llevábamos tiempo sintiendo que merecíamos más: mejores condiciones, mayor valoración, pero por sobre todo respeto. Durante mucho tiempo, en conversaciones de camarín, con compañeras de selección y de equipo, los temas eran los mismos; La falta de apoyo, la desigualdad, y la necesidad de un cambio. Nos encontrábamos en una difícil situación, ni la federación, ni el Estado se hacían cargo del desarrollo de nuestro deporte, entonces decidimos levantar la voz. Nos agrupamos como Asociación de Jugadoras de Fútbol Femenino, con el firme objetivo de mejorar las condiciones para las jugadoras y el fútbol femenino dentro del país.

Estamos convencidas que como jugadoras tenemos una visión privilegiada sobre nuestro deporte, y que podemos utilizarla para impulsar su desarrollo. Nuestro plan de acción fue reunir a los actores que entendemos tienen las competencias para solucionar nuestro problema; la federación, el ministerio del deporte, el sindicato de futbolistas y el ministerio de la mujer. Y entre todos coordinar un trabajo que abarque desde las políticas de desarrollo del deporte a largo plazo, sin depender de la dirigencia de turno, sino que pretenda una política continua en el tiempo que permita el real desarrollo del fútbol femenino, así como también concientizar a los clubes, los medios, y la sociedad toda sobre equidad de género, igualdad de oportunidades y derechos que merecemos como mujeres en la practica de nuestro deporte y cualquier otra actividad.

FF: ¿Qué perspectivas hay para este año en cuanto al mejoramiento de la calidad de vida entre las futbolistas chilenas?

IR: Creemos que es un año importante para el fútbol femenino, ya se está trabajando en un programa de desarrollo para implementar, y los clubes saben que deben prepararse para cumplir con los nuevos reglamento de CONMEBOL. Queremos estar presentes como ANJUFF en este proceso, y nos hemos puesto a disposición de los distintos organismos competentes en la materia. Esperamos los clubes entiendan que el fútbol femenino es parte integrante de los mismos, y merecen el respeto y apoyo para desarrollarse de la mejor manera, sin diferencias de género.

Esperamos este pueda ser el año en que estos cambios comiencen a realizarse, tanto en un reglamento y regularización del fútbol femenino que hoy no existe en Chile, como en garantías para las jugadoras en la práctica de este deporte y en mayor visibilidad y apoyo de los medios y de la sociedad. Es un sueño a largo plazo, pero esperamos que este año comiencen a verse los cambios.

FF: ¿Se puede pensar en una verdadera profesionalización del fútbol femenino chileno con la dirigencia actual en cabeza de Arturo Salah, presidente de la ANFP?

IR: De todas maneras, hemos sido recibidas por miembros del directorio actual y nos expresaron las intenciones de trabajar para el desarrollo del fútbol femenino, y la consideración de nosotras en este proceso.

El objetivo es la profesionalización, pero tenemos claro que el proceso requiere un trabajo que depende de muchos factores y no sólo la federación.

Tenemos esperanza en que por primera vez hay una comunicación y consideración desde la federación con las jugadoras, así como también con otros organismos, con lo que pretendemos generar un trabajo mancomunado para lograr este objetivo. Tenemos claro que existen y existirán muchos obstáculos en el camino, lo que nos motiva a ser más fuertes y trabajar más duro, queremos estar preparadas para que ninguna barrera nos impida cumplir nuestro sueño.

FF: ¿Qué piensas de la estructura actual del campeonato de liga chileno con 3 grupos regionales y muchos equipos? ¿Se podría depurar para quedar una liga de primera división de 10 o 12 equipos como se hace en Europa?

IR: Hoy en día el sistema intenta reunir a todos los equipos que deseen participar para generar este campeonato nacional, personalmente creo que sí es necesario generar una instancia de primera división, para favorecer y fortalecer la competencia. Pero antes de eso creo que hay trabajar en varios aspectos, las condiciones en que tienen los clubes a sus ramas femeninas deben tener un mínimo requerido para la competencia, y eso es algo que hoy en día no ocurre. Muchos clubes no se hacen cargo de sus ramas, algunos no cuentan con canchas para entrenar o camarines, a otros les falta indumentaria, otros no tienen cuerpo técnico, y así… Creo que antes de pensar en la estructura del campeonato hay que pensar en al estructura del fútbol femenino, si no emparejamos la cancha en ese sentido el campeonato automáticamente pierde valor, y las jugadoras pierden oportunidades de desarrollarse y elevar rendimiento.

FF: Colombia tendrá en un mes su liga femenina profesional. ¿Estás expectante de lo que podría suceder en Colombia para aplicar el modelo de competencia en Chile?

IR: Sí, estoy muy pendiente de la situación en Colombia, y me alegré muchísimo por nuestras compañeras colombianas, es un gran paso y esperamos que sea el primero de muchos. Hemos estado en contacto para entender cómo se generó la profesionalización allá y cómo podemos replicarla acá, son sin duda un ejemplo a seguir.

FF: ¿Algunas futbolistas de tu país han mostrado interés en participar de la Liga Femenina de Colombia? ¿Tú te incluyes allí?

IR: Creo que a cualquier jugadora de acá le gustaría participar en una liga más competitiva y profesionalizada como va a ser la colombiana, es una valoración que se busca desde hace tiempo. Por mi parte, me encantaría jugar profesionalmente, es un sueño, sería una gran oportunidad y un honor participar de la liga en Colombia.

FF: ¿Crees que CONMEBOL debería profundizar más en el mejoramiento de las competencias femeninas como la Copa América o la Copa Libertadores para que la primera no sea cada 4 años sino 2, y la última para ampliar de 12 equipos a 16 quizás?

IR: Claro que sí, personalmente siempre he encontrado un despropósito la distancia de los campeonatos, en otros deportes y en las masculinas no pasan dos años sin competencias importantes, sin embargo en el femenino si tienes una mala campaña te puedes quedar 4 años sin competencias internacionales, eso afecta rotundamente la planificación y desarrollo de un equipo.

Hace falta replantear estos sistemas, pensarlos para impulsar y fortalecer el desarrollo del Fútbol Femenino y no perjudicarlo. Sería bonito pensar en una Libertadores con mayor participación, apoyo y visibilidad, esperamos las autoridades se den cuenta y comiencen a trabajar en ellos, es un factor importante que ayudaría a los objetivos que ellos mismos se han adjudicado respecto al fútbol femenino.

FF: ¿Cuáles son tus metas o aspiraciones para este año que inicia a nivel deportivo y profesional?

IR: En lo deportivo, aunque aún no tengo claridad de en dónde, mi objetivo siempre es ganar todo y daré todo de mí para cumplirlo. Se vienen desafíos importantes no sólo a nivel de clubes sino que en el equipo de mi universidad, el cual para mi es motivo de gran orgullo, así que estaré luchando en varios frentes, no será fácil pero me encantan los desafíos así que estoy muy ansiosa por comenzar.

FF: ¿Universidad Católica podría romper la hegemonía ganadora de Colo Colo este 2017?

IR: Creo que cualquier club puede desafiar a Colo Colo en la medida que se trabaje como ellas lo hacen. Son el mejor equipo de Chile porque trabajan y entrenan como el mejor equipo de Chile, ojalá el resto de los clubes se tome del ejemplo y no sea el esfuerzo unilateral de las jugadoras y algunos entrenadores, que inventan alternativas para trabajar en las malas condiciones en que los clubes los tienen.

En Católica aún en las condiciones que estamos podemos complicar a cualquier equipo, espero el club otorgue las condiciones necesarias para competir de mejor manera este año. Independiente de eso, para mi el objetivo siempre es lograr el campeonato.

FF: Algo que quieras añadir a la entrevista o unas palabras finales para nuestros seguidores de Fémina Fútbol.

IR: Agradecer por este espacio y por considerarme para la entrevista. Invitarlos a todos a seguir trabajando y luchando por el fútbol femenino, así como también a seguir apoyando y conversando sobre el tema, romper las barreras que existen y los mitos sobre la inferioridad del fútbol femenino. Si queremos un futuro en el que el fútbol femenino sea igual de valorado que el masculino, el cambio parte por nosotros, somos los responsables de generarlo y transmitirlo.

FF: ¿Cómo te podemos ubicar en las redes sociales?

IR: En Facebook, Twitter e Instagram estoy como @ionarothfeld constantemente compartiendo mi visión sobre mi vida en torno al fútbol, entrenamientos, partidos, y lo que hacemos en la Asociación Nacional de Jugadoras (@AnjuffChile).

Agradecimientos a Iona Rothfeld por sus palabras y material fotográfico.

Entradas Relacionadas

Francisco Diaz

Desarrollador Web Freelance. Apasionado por el fútbol sobre todo el femenino.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *