Lisbeth Castro, tres partidos con su arco invicto.

Lisbeth Castro, tres partidos con su arco invicto.

Llegó desde Venezuela para hacer historia en Colombia, Unión Magdalena el equipo que la acogió y que hasta esta fecha se convierte en una de las dos arqueras que aún no recibe gol en la Liga Águila Femenina, un privilegio que ostenta hace 3 partidos y que espera seguir con esa racha positiva en todo lo que queda de torneo.

“Gracias a Dios estoy entre esas dos que no han recibo gol, la verdad que me alegra mucho porque vengo de jugar Copa Libertadores y sólo me marcaron dos goles y eso me llena de mucha confianza referente a mi trabajo que vengo realizando día a día”.

Sus inicios en el fútbol se dieron de una manera diferente a muchas jugadoras, su tío Osman Machado era entrenador, todos los días le decía para que fuera a entrenar, él ya veía el gran potencial en su sobrina, hasta que esa insistencia hizo efecto en ella me fui con él un día y me fue gustando, le fui agarrando amor al deporte en especial al fútbol y bueno me convencí yo misma que yo sí estaba para eso, que si Dios me había dado ese don de jugar al fútbol tenía que aprovecharlo y bueno tuve que trabajar mucho ya que no sabía nada del fútbol y en dos meses fui a un nacional sub 20 siendo una niña y ahí me nombraron como mejor portera del torneo y me llamaron a la selección de Venezuela a un módulo de preparación en España con la sub 20 y vi lo bonito que era todo y comencé a esforzarme más día a día para llegar a ser lo que hoy gracias a Dios primeramente y a todos los que me apoyan lo que soy con toda la humildad por delante.   

Luego de eso tuvo a un gran entrenador que fue Roiman Guzmán quién fue el que la entrenó desde sus inicios debajo de los tres palos y que es gran parte el responsable de lo que es hoy por hoy Lisbeth Castro.

Ha representado a la selección de Venezuela con la sub 20 y mayores donde actualmente es la arquera titular, también ha participado en Copas Libertadores donde el año pasado lograron el sub campeonato en Uruguay con Estudiantes de Guárico. De hecho en la Copa Libertadores fui la mejor de Sudamérica y es un orgullo y una bonita experiencia vivir esos momentos gratos.

En Venezuela ha jugado para Estudiantes de Guárico, equipo donde creció como futbolista, y ha reforzado para varias Copas Libertadores a Caracas F.C.    

Su llegada a Colombia ha sido buena tanto por parte de las directivas como de las compañeras de equipo, al principio me sentía incomoda quizás no acostumbrada a jugar en otro club que no sea el de toda mi vida, pero bueno ya con el pasar del tiempo he agarrado más confianza me siento mejor, adaptándome bastante al país, al equipo y a todos mis alrededores.   

La Liga Águila Femenina ha sido un gran paso no solo para las jugadoras del país sino para todas las extranjeras que pisan por primera vez Colombia, es un gran paso que está dando el fútbol colombiano, la verdad que fue una muy buena iniciativa de parte de todos los que hicieron esto posible, hay muchos equipos con muy buen nivel y otros trabajando duro para eso, la verdad que la liga desde mi punto de vista se está dando de la mejor manera, me gusta como hasta ahora va todo. 

“Mis expectativas con el Unión Magdalena son jugar los 16 partidos  de la liga y más que eso ir a una Copa Libertadores con el equipo, transcender ir más allá este equipo se que será un balance para yo salir a cumplir más sueños que tengo como ir a Europa jugar en un equipo de primera allá”.

El nivel de la jugadora venezolana ha venido creciendo en estos últimos años gracias a las buenas presentaciones que han tenido las respectivas selecciones (sub 17 y sub 20) a nivel mundial, un vivo ejemplo es la delantera Deyna Castellanos.

“En Venezuela  el fútbol femenino ha mejorado gracias al  trabajo que se ha venido haciendo en las jóvenes y más aún esas chicas que tienen un sueño y trabajan día a día para mejorar tanto en lo personal como en lo futbolístico, el apoyo de muchas personas que viven el fútbol día tras días y gracias a esos entrenadores que se han venido esforzando y trabajando duro para que las niñas mantengan ese excelente nivel”.

Dentro de poco el hermano país también tendrá su liga profesional, y en Colombia la mayoría de extranjeras vienen de allá, así que el nivel aumentará, y será más competitivo a nivel de selecciones. La verdad que la liga de aquí de Colombia y con la de Venezuela que ahora también será profesional será un buen avance para todas las jugadoras venezolanas, ya que así terminarán de afinar muchos detalles para así hacer un buen papel en la Copa América de mayores. Tengo la fe y la convicción que para el año que viene la selección nacional femenina adulta hará un buen trabajo. Aquí hay muchas jugadoras venezolanas demostrando que tienen con qué ir a un mundial adulto.    

     

Lisbeth también se desempeña en otra posición: defensa central, y como anécdota recuerda una Copa Libertadores con el Caracas F.C, jugué como central, en la semifinal fui yo quien marcó los dos goles para irnos a penaltis contra Formas Íntimas por cierto. 

Al preguntarle sobre cuál posición prefiere, las dos posiciones me encantan, pero obvio la más bonita en la que me gusta jugar es el arco, aunque muchas personas le huyen a la posición porque es dura, pero realmente yo no, ahí me inicié y siempre que tengo que jugar ahí lo hago con mucho amor y con mucha responsabilidad.                      

Su secreto para mantener el arco en cero es el trabajo diario, pienso que es una responsabilidad trabajar fuerte para así estar activo a la hora de responder en el arco y buscar la manera de hacer las cosas bien. Y obvio que con la ayuda del equipo de la defensa también que hacen parte de eso.

Lisbeth le agradece a todos aquellos que de alguna u otra manera han hecho parte de su carrera y ellos: son Elio Suniaga  quien fue su primer entrenador junto con Osman Machado, Omar Ramírez ex entrenador y actual DT de Estudiantes de Guárico, al Presidente de la Asociación de Estudiantes de Guárico, Cristóbal Hibirmas por la confianza que siempre le brindó para pertenecer al club.
Y finaliza con este mensaje para todas las niñas que anhelan ser profesionales:

“A todas esas niñas que quiere llegar a ser profesional les digo que todo es posible que se esfuercen y sigan trabajando duro con responsabilidad y con muchas ganas para así lograr cada meta que se propongan”.

 


loremontano

Comunicadora Social-Periodista.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *