“Los sueños no tienen fecha de vencimiento, no caducan y aquí estamos cumpliendo uno de los primeros sueños que tuve desde la infancia” Naila Imbachí, volante del América de Cali

“Los sueños no tienen fecha de vencimiento, no caducan y aquí estamos cumpliendo uno de los primeros sueños que tuve desde la infancia” Naila Imbachí, volante del América de Cali

Una guerrera, una trotamundos o una “todera”, ha sido la vida de Naila Imbachí, actual jugadora del América de Cali, quien fue la invitada especial al programa 3 de Fémina Fútbol Radio, emitido el pasado 30 de marzo, y compartió con todos los oyentes su historia de vida, sus experiencias deportivas, así como su llegada al club escarlata, su amistad y admiración hacia Catalina Usme y sus expectativas dentro de la Liga Femenina. A continuación la entrevista:

¿Cómo ha sido tu carrera dentro del fútbol?

Ha sido muy bonita, he tenido muchas oportunidades en diferentes sitios del país y fuera del país, gracias a Dios esas oportunidades se me han presentado en momentos muy especiales de mi vida, las cuales me han enseñado a crecer como persona y como futbolista.

Empecé desde muy pequeña en Timbío, Cauca y gracias al fútbol he podido conocer diferentes culturas y diferentes costumbres de otros países, y le doy gracias a Dios por permitirme estar en esta carrera tan bonita que es el fútbol.

¿Cómo y dónde empezaste? ¿qué te motivó para dedicarte al fútbol? y ¿cuánto tiempo llevas?

Empecé a los 6 años en Timbío, Cauca, a mi papá siempre le ha gustado el fútbol y lo practicó, entonces él era el que me llevaba a la cancha al lado de nuestra casa y manteníamos todas las tardes y fines de semana libres practicando fútbol. Siempre jugué con mis amigos del barrio, con hombres, en la escuela y en el bachillerato también jugué con hombres. Mi deporte a nivel competitivo era atletismo, corrí hasta los 12 años, fui selección Cauca de atletas, estuvimos en un torneo nacional en Ubaté, fui campeona muchas veces en competencias nacionales e intermunicipales.

Cuando tenía 12 años, en Timbío, hicieron una exhibición de fútbol femenino, la selección Cauca contra la selección de Timbío, y mi tío trabajaba, en ese entonces, en la Alcaldía de Timbío, me invitó a jugar, decidí participar y la entrenadora de la selección Cauca, me hizo la invitación para pertenecer al equipo de Caucanas Futbol Club y por ende a la selección Cauca, yo acepté, hablamos con mis padres y ellos me apoyaron. Me tocaba hacer desplazamiento desde Timbío hasta Popayán, los entrenamientos eran a las 6 de la mañana, y yo me levantaba tipo 4 para organizarme, conseguir transporte a esa hora, lo cual era bastante complicado y desplazarme a la ciudad de Popayán para poder hacer los entrenamientos; entrenábamos dos o dos horas y media, luego volvía a mi pueblo, me bañaba, organizaba mis cosas, almorzaba y me iba a estudiar, debido a que estudiaba en la tarde, así que el día empezaba muy temprano para mí.

Me motivó que el fútbol es un deporte de conjunto y ya tu no corres sola, sino que hay una conexión con más personas, un trabajo en equipo por un mismo ideal, por un mismo sueño, somos varias personas luchando y defendiendo un mismo objetivo, eso me motivó; vi en el fútbol una manera de cumplir los sueños, un puente de salir adelante, de llevar una vida tranquila, disciplinada, sana, estable económicamente, profesionalmente y por eso me motiva jugar fútbol.

Llevo desde los 12 años, cuando pertenecí a la selección Cauca, son 20 años que llevo jugando fútbol a nivel competitivo, y como una profesión.

¿Por qué elegiste ser volante?

Es el centro del equipo, te da posibilidad de estar adelante y atrás, ir a las bandas, es tener esa capacidad de atacar y a la misma vez defender, es por eso que me gustó ser volante, además mis condiciones físicas y genéticas me perfilan para hacer esa posición, por eso decidí ser volante, además de que es una posición que me gusta mucho.

¿A quién admiras y han sido tus inspiraciones e influencias en el fútbol?

Admiro a mis padres, admiro su valentía para luchar todos los días por sacar adelante una familia, por estar bien, por a pesar de las adversidades, no mostrar debilidad ante sus hijos, eso es admirable.

En cuanto a personajes públicos, futbolistas que me hayan influenciado, que sean un ejemplo para mí, no lo tengo muy claro, un jugador que me gusta mucho es Andrés Iniesta, por su filosofía de juego, por como juega, prácticamente su visión, su inteligencia y su personalidad, me parece que es un señor en todo el sentido de la palabra, es alguien que me gusta mucho.

En influencias, yo simplemente me he guiado por lo que mis padres me han inculcado, perseguir los sueños, no parar nunca de soñar y cumplirlos, pues para eso están, para cumplirlos y luchar incansablemente hasta conseguirlos.

¿Cómo llegaste al América de Cali?

Llego a América de Cali, gracias a la invitación de los profes, y a la propuesta que me hacen Marcela, la presidente y Catalina Usme, que me cuenta y me da a conocer la idea y el proyecto que tiene América de Cali con el equipo femenino. Tuvimos una reunión donde conocí el proyecto, donde me cautivó, donde me llamó la atención, y donde decidí hacer parte de él; fuera de eso soy hincha y era uno de los tantos sueños que imaginaba cuando era pequeña, estar jugando en América, el equipo de tus amores, ese día el sueño se hizo realidad.

Pasó mucho tiempo, y a medida que iba creciendo pensaba que el fútbol profesional solo iba a ser para hombres por lo que empecé a perder las esperanzas, pero “los sueños no tienen fecha de vencimiento, no caducan y aquí estamos cumpliendo uno de los primeros sueños que tuve desde la infancia”.

¿Por qué elegiste América de Cali, qué te gustó de su propuesta?

Soy hincha del América de Cali y era un sueño desde muy niña, desde muy pequeña, entonces eso, a la hora de tomar la decisión, me pesó y me tiró más por eso. Lo que me gustó de la propuesta es que es diferente, donde las cosas no se hacen igual al resto, se preocupan por la persona, por la jugadora, por el equipo, es un equipo de seres humanos buenos, alegres, responsables, que quieren hacer algo diferente por el fútbol femenino, eso me cautivó, eso me llamó mucho la atención y por eso elegí jugar aquí.

¿Cómo describirías al América de Cali?

América de Cali como institución es una casa, es un segundo hogar, porque se preocupa del ser humano, porque con toda la grandeza que tiene, con toda la historia que ha hecho a nivel nacional, con el reconocimiento que tiene en nuestro país, con lo mucho que los seguidores quieren a esta institución, vela por sus jugadores, por el bienestar de cada una de las personas que hacen parte de ella, y prácticamente es una institución que trabaja como familia.

El América de Cali femenino es un equipo bastante joven, tenemos la ilusión de hacer nuestra propia historia, sabemos que el equipo masculino tiene una propia y pesa, nosotros queremos escribir la nuestra, hacer que esa historia sea aún más grande, sabemos que tenemos la responsabilidad, y que eso pesa, y a lo mejor podemos sentir alguna presión, pero contamos con el respaldo y el apoyo total de los directivos, del cuerpo técnico, entonces las cosas se hacen mucho más fácil. El equipo es muy sano y quiere aprender bien, hacer las cosas bien, queremos hacer historia.

El objetivo que tenemos en común y por el cual estamos trabajando incansablemente para poder lograrlo, es ser campeonas de esta liga, para nadie es un secreto que tuvimos un mal comienzo pero estamos aprendiendo de los errores y eso es lo más bonito, aquí somos gente humilde que aceptamos esos errores, levantamos la cabeza, y enfrentamos las adversidades, con trabajo honrado, honesto hemos logrado ir venciendo esas dificultades, ir corrigiendo esos errores que se presentaron en el principio y esperamos que día a día, América de Cali Femenino, siga creciendo y se siga fortaleciendo como equipo.

¿Por qué decidiste pasar del futsal al fútbol de campo?

Mis inicios fueron en fútbol once, pero en el año 2005, después de Juegos Nacionales del 2004, en Colombia se categorizó el fútbol, entonces empezaron a haber categorías sub-20 y sub-17 en fútbol femenino y yo para ese entonces cumplía 21 años lo cual me hacía prácticamente veterana para el fútbol once, en ese momento el fútbol de salón me abrió las puertas en la selección Antioquia, yo estaba en Medellín en ese tiempo. Allí empecé, le tomé amor a esta disciplina, tanto al fútbol de salón como al fútbol sala, fui selección Antioquia y selección Colombia, en las dos disciplinas, y es allí en donde se me da la oportunidad de salir a jugar fútbol sala a España; terminé mi carrera en estas disciplinas siendo campeona de fútbol sala en el 2015 con selección Colombia, en la Copa América, y medalla de oro con selección Antioquia en fútbol de salón, en juegos nacionales; entonces fue una carrera bastante bonita, que me deja muchas enseñanzas y muchas alegrías.

Vuelvo al fútbol porque era un sueño aplazado, de ser futbolista profesional en mi país y estar en América, por eso se da nuevamente la transición y me alegra mucho estar cumpliendo ese sueño que añoraba desde muy niña.

¿Cómo ha sido tu experiencia aquí y en España?

Han sido experiencias muy bonitas, en España viví 3 años, rescato mucho a las personas que conocí, con las que viví y compartí momentos difíciles, alegres, experiencias inolvidables, costumbres y nuevas cosas por aprender.

Fue una experiencia, al principio, un poco dura, las personas allí no son muy cálidas, su trato con las personas es un poco fuerte, me costó un poco adaptarme, con el apoyo y acogimiento de mis compañeras se hizo un poco más fácil; la distancia fue difícil, tener tu familia y a las personas que quieres lejos, tu comida, tus costumbres, pero uno a medida que pasa el tiempo se adapta y aprende a vivir con otras costumbres; fue una experiencias muy bonita, muy enriquecedora, pasé momentos muy difíciles como mi lesión, pero siempre con la mentalidad de seguir creciendo, seguir avanzando y seguir luchando por mis ideales y por mis sueños.

Mi experiencia aquí en Colombia, no ha sido nada menos que en España, lo que más resalto y agradezco al fútbol han sido las personas que he conocido, son seres extraordinarios y maravillosos, que te quedan en tu mente y tu corazón, y te quedan para la vida. He pasado por momentos difíciles también, lesiones, malos momentos de los equipos, perder partidos, perder finales, perder amigos del fútbol, uno dice que acompañado las cosas van mejor y es verdad, así que del fútbol simplemente tengo agradecimientos por las experiencias tan bonitas que he vivido, y por todo lo que le ha dado a mi vida y a mi familia. Gracias al fútbol he logrado muchas cosas, a nivel personal, profesional, académico y familiar, y es algo con lo cual estoy muy agradecida con la vida y con Dios por darme la oportunidad de dedicarme a esto.

¿Cómo fue tu experiencia en la Copa América del 2015?

Fue una experiencia muy bonita, muy enriquecedora, fue inolvidable, un sueño mas hecho realidad, gracias a Dios y a la vida que me da las oportunidades de poder cumplir mis sueños y de poco a poco ir consiguiendo e ir chuleando la lista de los objetivos y los sueños personales.

Prácticamente fue un torneo redondo, como decimos popularmente, “Hicimos moñona”, fuimos campeonas, tuvimos la goleadora, la valla menos vencida, la mejor jugadora del torneo y el Fair Play, fue un torneo para disfrutar y para recordar toda la vida.

Yo creo que las compañeras que hicimos parte de esa selección, el cuerpo técnico y el cuerpo médico, que también hizo parte, vamos a guardar ese recuerdo para toda la vida, fue algo muy bonito, fue un momento lleno de felicidad, un torneo internacional que no se gana todos los días y gracias a Dios nosotras hicimos esa hazaña y logramos escribir la historia de hacer a Colombia, en fútbol sala femenino, campeón a nivel internacional.

¿Qué esperas con América de Cali, qué expectativas tienes con el equipo?

Nuestro primer y gran objetivo es ser campeonas de liga, para eso estamos trabajando, para eso nos estamos preparando, aunque arrancamos con malos resultados, no fue el arranque deseado por nosotras, pero hemos avanzado en la construcción de consolidar un equipo fuerte, un equipo con confianza y seguro de realizar las cosas en campo, seguro de trabajar y hacer las cosas bien, mis expectativas son 100%, cada 8 días, ganar los partidos, ser primeras del grupo, pasar a las siguiente fase del torneo, ganar las llaves que se presenten, estar jugando la final y ganarla, esas son nuestras expectativas, nuestro objetivo y estaremos trabajando día a día para lograrlo y estar más cerca de él.

¿Cuáles dirías son tus características como jugadora?

Soy la que le da la pausa al equipo, por mi personalidad, me brinda tener esa tranquilidad para tomar la mejor decisión, tengo buena visión de juego, con el balón tengo buena técnica, me gusta filtrar balones para poner los pases gol, no hago muchos remates, me gusta llegar al segundo palo a cabecear, en el torneo Difútbol hice muchos goles de cabeza, tengo una buena lectura de juego y puedo ubicar a mis compañeras dentro del campo e intentar buscar la forma de atacar al equipo rival de una manera distinta.

¿En qué equipos y selecciones de fútbol has tenido la oportunidad de jugar?

Los Clubes: Caucanas Fútbol Club, Independiente Cali, Club Estudiantes de Tolima, Club Molino Viejo (antes Club Piscimol), Formas Intimas (Como refuerzo para torneo de feria de flores y copa libertadores), América de Cali.

Las selecciones: Selección Cauca, Selección Valle, Selección Antioquia, Selección Tolima, Selección Colombia.

¿Cómo ves el equipo, qué resaltas de su técnico y de Catalina Usme como capitana?

Al equipo lo veo bien, es un equipo bastante joven, lo veo con esas ganas de aprender, de corregir, de todos los días ser mejor que el día anterior, con esas ganas de hacer nuestra propia historia, de ganarnos todo por mérito propio, y de hacer las cosas bien en el terreno de juego. Son unas niñas que luchan día a día por su sueño, y somos un equipo que creemos en lo que hacemos y que con trabajo, haciendo las cosas de manera diferente y amando lo que nos gusta hacer, podemos lograr el objetivo.

El cuerpo técnico nos entiende, nos apoya, y está dispuesto a sacar lo mejor de nosotras, a plantear los partidos de la mejor manera y a seguir corrigiendo y creciendo con nosotras.

Catalina Usme, es un monstruo, es una jugadora 10 en todo el sentido del número, es una jugadora que te incita y te invita a mejorar cada día, que a pesar del cansancio debes esforzarte un poco más, porque ese poquito más que estás dando es el que a la final te va a servir en le competencia, es una jugadora que lucha ante las adversidades, que se entrega al 110%, que pelea cada balón, que te apoya, que te anima, yo creo que no podríamos tener mejor capitana que Catalina Usme, y la verdad estoy agradecida con ella por recibirme en este lindo proyecto, y esperamos en responderle de la mejor manera, a esa invitación que nos hizo.

¿Qué lesiones has tenido?

Muchas, la verdad, las más leves fueron esguinces de tobillo, lesiones en los ligamentos de la rodilla, contracturas, desgarros, y las mas difícil y más grave fue la ruptura del cruzado anterior de la rodilla derecha, tuve la cirugía con menisco en Patía, del menisco externo, que me saco por 6 meses de las canchas en España, fue un momento bastante difícil, pero gracias a Dios pude salir adelante.

¿Qué títulos has conseguido en tu carrera?

En fútbol, he sido campeona con selección Antioquia de Juegos Nacionales 2008 y subcampeona de Juegos Nacionales 2012.

Medalla de Bronce con Formas Intimas en la Copa Libertadores, en la primera edición de esta (2009).

Campeona con Formas Intimas del Torneo Internacional de Feria de las Flores.

En fútbol de salón, los dos más importantes: medalla de bronce en el mundial de España 2008 y medalla de oro en el 2015 en los Juegos Nacionales con selección Antioquia.

Torneos profesionales: campeona de la copa profesional de fútbol de salón en el 2013 y subcampeona en el año 2014 de la misma copa con Paisitas.

En fútbol sala, subcampeonas torneo suramericanos en el 2007 y 2009, medalla de oro en juegos bolivarianos 2009 y el más reciente campeonas de la Copa América 2015.

A nivel de logro personal, mejor jugadora del Torneo Suramericano 2009.

¿Qué proyectos tienes a futuro, quieres regresar al extranjero?

En cuanto a proyecto a futuro inmediato, quiero ser campeona con América de Cali, no sueño ir al extranjero como jugadora, había una posibilidad, el año pasado, de ir a Italia a jugar fútbol sala, en esta disciplina lo pensaría, pero no lo considero mucho, a nivel personal quiero terminar mi carrera e ir a unos olímpicos, pero en otro campo, como el administrativo o directivo o cuerpo técnico.

¿Si pudieras darles un consejo a las niñas y mujeres que quieren dedicarse a esta carrera, cuál sería?

Mi consejo es que persigan sus sueños, que no se cansen de soñar y que luchen incansablemente para cumplir ese sueño, que si el fútbol es lo que realmente les gusta que lo hagan con pasión, con amor, con responsabilidad y con dedicación y que no les dé miedo soñar, que los sueños se cumplen y se hacen realidad.

Ficha Técnica:

Nombre completo: Naila Tatiana Imbachí Martínez

Fecha y Lugar de Nacimiento: 28 de Mayo del 1984 – Timbío, Cauca

Estatura: 1,58 m.

Posición: Volante

Equipos: Caucanas Fútbol Club, Independiente Cali, Club Estudiantes de Tolima, Club molino Viejo (antes Club Piscimol), Formas Intimas (Como refuerzo para torneo de feria de flores y copa libertadores), America de Cali, Selección Cauca, Selección Valle, Selección Antioquia, Selección Tolima, Selección Colombia de futsal.

Redes sociales:

Facebook:  Naila Tatiana Imbachí Martínez – Instagram: @nailaimbachi09

Foto: archivo personal de la jugadora.


Jessica P

Negociadora internacional. Apasionada del Hockey, Baseball y Futbol Femenino! Twitter: Mein_Jardin

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *