“Venimos trabajando de una forma ardua y espectacular para darlo todo en la cancha”, Mariana Puentes, jugadora del Deportes Quindío

Previo al partido contra el Pereira por la Fecha 6, hablamos con la jugadora del Deportes Quindío, Mariana Puentes, donde nos anticipa acerca de su preparación, así como sus inicios en el fútbol y sus metas en el futuro.

“Venimos trabajando de una forma ardua y espectacular para darlo todo en la cancha”, Mariana Puentes, jugadora del Deportes Quindío

Previo al compromiso del próximo 3 de abril por la Liga Femenina entre Deportes Quindío y Deportivo Pereira en la ciudad de Armenia, Fémina Fútbol se contactó con Mariana Puentes, mediocampista en ataque del elenco cuyabro que actualmente marcha en el cuarto lugar del Grupo C con 3 puntos. Nos habló no solo de la preparación de su equipo de cara al resto de temporada, sino también de su vida, sus inicios en el fútbol y sus metas deportivas.

Le preguntamos acerca de la preparación del Quindío para la segunda parte de la liga, ella nos aseguró que “venimos trabajando de una forma ardua y espectacular para darlo todo en la cancha”. Sin embargo la falta de gol y las cuatro derrotas en línea preocupan en el seno del equipo, por lo que Mariana nos contó que “el técnico (Wilmer López) ha cambiado la formación con dos delanteras para generar más opciones y anotar”.

Caso opuesto al resto de futbolistas, Mariana nos confesó que gracias a la práctica del microfútbol o fútbol de salón le permitió llegar al equipo profesional de la mano del técnico y de su asistente Juan Pablo Buch, ya que este último “le impresionó mi estilo de juego y quedé seleccionada”. Mariana juega de volante ofensiva en el “equipo milagro” y actualmente cursa séptimo semestre de Licenciatura en Educación Física en la Universidad del Quindío.

La transición del fútbol de salón al fútbol de campo fue notoria para Mariana, debido a que en un principio “me costaba parar el balón con el borde interno del pie, porque me acostumbraba a controlarlo con la planta del pie”. Gracias a la aplicación del juego corto de paredes y en espacios reducidos propios de esta disciplina, “los pude acoplar a mi posición de juego, lo cual me ha resultado beneficioso para los partidos de mi equipo”.

Foto: archivo personal

Pese a los resultados adversos que atraviesa el Quindío en la Liga Femenina, para Mariana “se ha mostrado mucho apoyo por parte del público con el equipo”, y en cuanto al nivel de la Liga, ella asegura “que hay muchos talentos femeninos en cada departamento del país, lo que ha aumentado el nivel de la competencia de la Liga, también la difusión y confío en que fútbol femenino de Colombia crezca mucho más”.

Mariana Puentes, originaria de la población de Calarcá, Quindío, a 4 kms. de su capital Armenia, nos contó que desde pequeña también practicaba el baloncesto durante sus años de colegio, “tuve la oportunidad de representar a mi institución en los intercolegiados con este deporte, pero a final de cuentas me terminé inclinando más por el fútbol y el micro fútbol, este último lo empecé a jugar en las canchas de mi barrio”.

En cuanto a la motivación del Quindío para afrontar cada partido, la jugadora de 20 años aseguró que “gracias a la música que se coloca en el vestuario, nuestro equipo sale motivado con la mente despejada para salir a ganar”. Su función en la cancha es “filtrar los balones por las líneas defensivas rivales, con el fin de asociarme con las delanteras que son en últimas la que deben producir las acciones de gol”.

Sus sueños son ambiciosos, lo primero para ella es ser llamada a la Selección Colombia y en el corto plazo se ve jugando en la liga española, sobre todo con el Barcelona. Ante la curiosidad de por qué el club catalán, Mariana dice ser una gran seguidora de su estilo de juego, que según ella “es emocionante”. “Deseo estar en un equipo grande allá en España para probar nuevas experiencias deportivas y conocer jugadoras de otros países”.

Foto: archivo personal

A pesar de la desventaja de no contar con refuerzos extranjeros en el Deportes Quindío, Mariana fue enfática y se mantiene en “que como está conformado el equipo sin jugadoras extranjeras, está muy bien”. Añadió, “la falta de finalizar las jugadas de gol, no es motivo de peso para que el equipo recurra a futbolistas de otras partes, la solución está en nosotras mismas para volver a anotar goles”.

“Admiración y orgullo”, son dos palabras que ha definido Mariana a las jugadores de selección Colombia con las que ha rivalizado, como el caso de Catalina Usme que viste los colores del América y que al momento de enfrentarla en Cali “sentí muchos nervios y demasiadas emociones de jugar contra una de las mejores y experimentadas futbolistas del país”.

En cuanto al apoyo de su familia, Mariana, quien porta el dorsal 18 en su camiseta, expresó que “ha sido total independientemente de los resultados así sean buenos o malos”, pese a que perdió hace año y medio a su padre quien estaba pendiente de su proceso de formación hasta su ascenso profesional en el fútbol. Por tal motivo es su fuente de motivación para entregar todo su talento en el campo de juego.

Abordando un poco más su lado personal, Mariana nos describió el cuarto de su casa repleto de elementos futboleros, tanto así que colecciona 2 balones, 3 pares de zapatillas o guayos, cuadros de Messi, y elementos del Barcelona, fotos del Quindío, medallas y trofeos personales. En sus ratos libres los aprovecha para realizar tareas de la universidad y jugar fútbol en su barrio junto a sus primos.

Foto: archivo personal

Ante la interacción con el público, Mariana nos comentó “que varios hinchas me piden tomarse fotos conmigo, me envían mensajes a través de las redes sociales que me animan como jugadora, me dicen que ‘soy bonita’, ‘que juego bien’ y demás”.

Con respecto a la interacción con los jugadores masculinos del Quindío, “ha sido muy poco el contacto después de nuestros partidos porque ellos se concentran más en lo suyo”. “Sin embargo he compartido mis experiencias y mi admiración por Julián Mesa, el portero del equipo masculino, hasta el punto de tomarme una foto con él”, añadió.

Su relación con las compañeras de equipo según Mariana, “ha sido buena y productiva”, algunas de ellas se conocen desde años atrás como el caso de Yurani Marín, con quien jugó en Caciques del Quindío antes de la llegada de la Liga Femenina, al igual que Nayibe Moncada y Karina Martínez. Asegura “no tener problemas” y llevarse bien con las jugadoras provenientes de otros departamentos.

Finalmente, Mariana Puentes le pide a la afición del Quindío “que sigan confiando en nosotras para mejorar todos los errores que se están dando”. Además envía un mensaje “para que el apoyo no sea solo al Deportes Quindío, sino a la Liga Femenina como tal”.

Agradecemos a Mariana Puentes por sus declaraciones y su material fotográfico para la entrevista.

Entradas Relacionadas

Francisco Diaz

Desarrollador Web Freelance. Apasionado por el fútbol sobre todo el femenino.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *