El “aburrido” fútbol femenino

El “aburrido” fútbol femenino

Este sábado 24 de Junio de 2017, el estadio el Campín fue testigo de un acontecimiento épico. No estoy hablando de la definición del equipo ganador del primer campeonato profesional femenino de fútbol, ni de la entrega del primer trofeo otorgado a un equipo femenino en esa categoría. Tampoco me refiero a la finalización del campeonato femenino, que algunos llamaron como un “experimento” (entre ellos, Héctor García, Presidente del Club Atlético Bucaramanga)[1]. Tal cual, como si gozar de igualdad de oportunidades en el fútbol fuera una simple prueba que hombres de buen corazón, en su generosidad, quieren donarles a las mujeres.

El Estadio el Campín fue testigo del inicio de un cambio cultural, algo inimaginable hace algunos años atrás. Aproximadamente más de 33.000 personas llenaron el estadio; era la primera vez que tanta gente junta, movida por el espectáculo de ver a las mujeres como principales protagonistas, se dirigiera al Campín con la expectativa de ver buen fútbol.

Hace algunos años, en el 2014, cuando Colombia participó en la Copa América Femenina realizada en Ecuador, hice una investigación académica sobre las “Representaciones sociales de la selección femenina de fútbol de Colombia en la Copa América”[2]. En esa investigación analicé lo que pensaba la gente de las jugadoras de la selección Colombia y sobre el fútbol femenino, a través de los comentarios escritos en las noticias relacionadas con ese campeonato, publicadas en la página de Facebook del periódico El Tiempo.

Fueron identificados muchos comentarios en su mayoría de hombres, que expresaban que el fútbol femenino no atraía público, que ese no era deporte para mujeres, que no llamaba la atención verlas jugando porque su “feminidad” estaba en juego. Cuando estas personas hablaban de feminidad, lo hacían sobre la base de una feminidad hegemónica, es decir, aquella que se ha impuesto sobre las mujeres en nuestra cultura: debilidad, fragilidad, delicadeza, o sea, todas las cualidades contrarias a las requeridas para jugar fútbol de forma competitiva.

Esa forma de pensar es fruto de una cultura machista, y sexista, que normaliza una forma de feminidad, trayendo como consecuencia la exclusión y marginación de las mujeres en espacios sociales, como el deportivo, por ejemplo.

A esas personas quisiera dedicarles la final de la primera Liga Profesional Femenina de Fútbol en Colombia. Piensen en más de 33.000 espectadores y espectadoras que un sábado por la noche asistieron a un partido de fútbol jugado por mujeres, algo que hasta hace unos meses atrás solo existía en sueños para las jugadoras de fútbol, por lo menos, en este país.

Cortesía: Independiente Santafe

Muchas instituciones deben comprometerse en aportar a este cambio cultural. En primer lugar, ustedes medios de comunicación; ustedes tienen una responsabilidad inmensa en aportar a la igualdad de género: mayor transmisión de los partidos, mayor variedad en esas transmisiones, capacitación en Educación de Género a sus locutores y locutoras para que dejen de expresarse de las jugadoras tomando como base su color de piel, o a través de diminutivos que las infantilizan, y sobre todo, para que se aprendan los nombres de las jugadoras.

DIMAYOR, de alguna forma deben exigirle a los clubes profesionales de fútbol tener también un equipo femenino. Vigilen la inversión que los clubes hacen con el dinero que ustedes otorgan para el desarrollo del fútbol femenino; que de verdad ese dinero se invierta en las jugadoras y en sus necesidades. Al decir esto pienso en las jugadoras del Atlético Bucaramanga a quienes no les ofrecían ni agua en los entrenamientos, y quienes viajaron en bus largas distancias a algunos de sus partidos.

Sociedad en general, gracias por apoyar los cambios, gracias por abrir sus mentes y sus corazones al fútbol femenino. Ver el Estadio el Campín con esa cantidad de público me hace sentir, como lo dijo el poeta, que “no se goza bien de lo gozado sino después de haberlo padecido”[3], que todo esfuerzo vale la pena para construir una sociedad más incluyente. Claro, estoy hablando solamente de fútbol, pero al fin y al cabo el fútbol también es una expresión social.

 

[1] Puede leer las declaraciones del presidente del Club Atlético Bucaramanga en el siguiente enlace: http://periodico15.com/index.php/2017/03/06/jugadoras-liga-profesional-tratadas-aficionadas/

[2] Para conocer más sobre la investigación puede visitarle en el siguiente enlace: http://aprendeenlinea.udea.edu.co/revistas/index.php/educacionfisicaydeporte/article/view/23739

[3] Poema de Francisco Luis Bernardez, llamado: Si para recobrar lo recobrado.

Entradas Relacionadas

Claudinha

Trabajadora Social egresada de la Universidad Industrial de Santander, Colombia. Magister en Ciencias del Movimiento Humano de la Universidad Federal de Rio Grande del Sur, Brasil. Me gusta el Futbol Sala, aprender cosas nuevas cada día. Me encanta la poesía, en especial, Pablo Neruda y me gusta la cultura Brasileña. El hacer algo en beneficio de los demás es una de las satisfacciones de mi vida, así como aportar al cambio y creer en una sociedad sin discriminación, razón por la cual estudié esta profesión.

10 comentarios en “El “aburrido” fútbol femenino

  1. Andres bautista dice:

    Excelente articulo, es increible tanto apoyo brindado por todas las hinchadas del país a este bonito futbol lastima que se vea empañado por algunas instituciones y directivas como la del Bucaramanga que a pesar de ver tanto apoyo de parte de la hinchada no daban las mejores ayudas que muy bien merecida las tenía el equipo, con el tiempo todo va a mejorar y la liga colombiana será cada vez más competitiva y seguida.

      • Andres bautista dice:

        Saludos a ti también y personalmente creo que el futbol femenino llego a nuestro país para quedarse pues ya se demostró tanto el talento como la buena táctica, que manejan los equipos en la liga para dedicarse a jugar un buen futbol, lo cual pienso hace que la liga sea más gustosa tanto para jugadoras como hinchas

      • Andres bautista dice:

        Saludos para ti, personalmente pienso que el futbol femenino llego para quedarse pues en esta primera liga se demostró un juego táctico como competitivo a nivel de todos los equipos que conformaron la liga, lo cual ayudo a que esta competencia llegara a ser más vistosa así mismo apoyada por cada hinchada y persona amante del buen futbol

  2. Edgar M. dice:

    Buen articulo. Creo q los hombres debemos ser feministas y hablar de estos temas en espacios en los q las mujeres no estan por esa cultura machista. Los hombres debemos reflexionar sobre nuestra feminidad expresada desde nuestra naturaleza y ser parido por una mujer, de las nuevas masculinidades q debenos construir para romper esa cultura machista y de entender q las luchas de las mujeres por sus derechos son nuestras luchas.

    Exitos.

  3. Luis ernesto Hernández dice:

    Es muy bonito ver un estadio con 33 mil espectadores viendo la final de fútbol femenino e importante para el progreso del fútbol femenino entre todos tenemos que apoyar este campeonato para que a futuro se vean los frutos y agradecer a todas las personas que apoyaron está iniciativa lástima que hayan dirigentes que no le vean la importancia como en Bucaramanga soy hincha de mi Atlético del alma y siempre los apoyaré al equipo masculino como femenino

  4. Phanor Humberto Ramírez Peña dice:

    HOLA CLAUDINHA: Un artículo sopesado, bien concebido, estructurado, puntual, directo; además de bien investigado y documentado como excelentemente escrito.

    Has narrado, lo que a los que “amamos” el FF nos identifica. Yo formé un equipo empezando entrenamientos con una sola alumna y lo mantuve activo y compitiendo “contra todo y contra todos” por cuatro años en Floridablanca Santander, (COLOMBI FF).

    Entonces “esta pasión está arraigada en el alma para siempre”. Con todo el placer que me da la hermosa vida, me disfruto un partido de FF, con alegría, con ganas, con respeto.

    Ojalá, -como lo dices tú al final- directivos e igualmente la prensa hablada y escrita, le de la importancia que realmente tiene en nuestro país, y que la primera Liga Femenina en Colombia 2017, que acaba de pasar; encumbre por los caminos del éxito el sueño de tantas chicas que lo desean al fútbol.

  5. Gabriel Penagos dice:

    Yo como incha del futbol tuve el privilegio de asistir al estadio siempre e apoyado el futbol femenino y hacer parte de las mas de 33.000 personas que asistimos y ver al primer campeon de la liga femenino que gano por todo lo alto y dejo record de asistencia en el mundo a un partido de futbol femenino excelente que bueno que hacer parte de record y siempre pendiente de Femina futbol que siempre ha luchado por el derecho de las mujeres en este deporte y en contra de los que no lo dejan progresar como fue el anterior tecnico de la seleccion femenia. Gracias por defender y apoyar el futbol femenino.

  6. Maru Burak dice:

    Nada menos que EXCELENTE!!
    Y cuánta razón tenés. Yo trabajo en la prensa de Racing de Córdoba (Argentina) y sigo la campaña de las chicas, hace años que no bajan de los podios y todo les cuesta el triple. El club las apoya pero es casi nulo porque no se difunde su trabajo como en el masculino. Ojalá algún día se llegue a eso!!
    Saludos desde Córdoba!!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *