La Liga Iberdrola de España se reduciría a 12 equipos a partir de 2020

La idea es que la Liga Iberdrola se juegue con 12 equipos, para liberar fechas del calendario en beneficio de la selección española y la Copa de la Reina a partir de agosto de 2020.

Tras al designación de Rafael del Amo, como máximo responsable del fútbol de la Real Federación Española de Fútbol, se conoció a través del diario Marca, que realizará un proceso de reestructuración a la Liga Iberdrola femenina que actualmente se juega con 16 equipos y reducirlo a 12 a partir de la temporada 2020-21.

La propuesta se discutirá en una próxima asamblea del máximo ente rector del fútbol español, gracias a una sugerencia del seleccionador español Jorge Vilda, donde se busca adecuar la liga española a las tendencias de otras competencias europeas como Francia o Alemania cuyas ligas se juegan con 12 equipos, cumplir con las fechas FIFA en beneficio de la selección ibérica y liberar calendario para incluir partidos de la Copa de la Reina.

Esto quiere decir que a partir de la próxima temporada, 2018-19, la Liga Iberdrola tendría dos ascensos y cuatro descensos, hasta ajustarse a 14 equipos para el curso 2019-20, y luego realizar el mismo procedimiento hasta concretarse 12 equipos a partir de agosto de 2020.

Además, el calendario de partidos se flexibilizaría, ya que actualmente se juegan 30 jornadas desde septiembre hasta mayo y pasaría a 26 en la temporada 2019-20, liberando 4 fechas y finalmente dejarlo a 22 jornadas al inicio de la temporada 2020-21, para quedar con 8 fechas libres destinadas para el desarrollo de la Copa de la Reina, que hoy en día se juega en una ciudad neutral una vez finalizada la Liga Iberdrola.

La Copa de la Reina recibió fuertes críticas por parte de las futbolistas, quienes denunciaron que en la última edición disputada en junio de 2017, hubo temperaturas muy fuertes que llegaron a los 40°C en Madrid, cuyas consecuencias fueron el bajo rendimiento físico de algunos planteles y deshidratación de varias jugadoras.

Igualmente se buscaría reestructurar la segunda categoría del balompié femenino español. La idea es pasar de 112 equipos distribuidos en 8 grupos regionales a 56 conjuntos en 4 grupos, o incluso reducirse drásticamente a 28 equipos en dos zonas.

Aquellos equipos que no ingresen a esa segunda división, se crearía una segunda B y esto podría perjudicarlos en materia económica, ya que no dependería de las competiciones territoriales y perdería toda clase de subsidios o apoyo económico para su sostenimiento deportivo.

Otros temas que buscará Del Amo en su nueva gestión es la creación de categorías sub-14 territoriales para potenciar las categorías inferiores del fútbol español, además de la inversión que se realizaría a la Liga Iberdrola de la próxima temporada y la creación de un departamento de fútbol femenino en la RFEF para fortalecer las áreas de comunicación y marketing orientadas al desarrollo de este deporte en la rama femenina.

Fuente: Marca

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.