María Alejandra Arbeláez, “la ingeniera capitana” del Atlético Nacional Femenino

Diálogo con la capitana del Atlético Nacional, María Alejandra Arbeláez, sobre su actuación el el partido del domingo contra Talentos Caldas por el Interclubes y su carrera deportiva.

En la ciudad de Manizales el día domingo, Atlético Nacional se impuso ante Talentos Caldas por 4-1, con un gol de María Alejandra Arbeláez. Este compromiso fue válido por la primera fase del Torneo Interclubes Femenino de Difutbol donde el conjunto paisa marcha tercero en su zona por detrás de Formas Intimas y Generaciones Palmiranas, su objetivo: acceder a la siguiente fase del torneo federativo.

Entre las jugadoras claves del conjunto verdolaga, que llegará el próximo año a la máxima categoría del fútbol femenino profesional en Colombia, está precisamente su capitana María Alejandra Arbeláez, quien ha estado en los inicios del Atlético Nacional Femenino. Nacida en la población de La Ceja, oriente de Antioquia, pero criada en el municipio vecino de Rionegro, habló con Fémina Fútbol sobre el partido de ayer y su carrera deportiva.

“Ha sido una victoria muy importante para nosotras y llevarnos esos 3 puntos fuera de casa nos llena de felicidad, fue un partido muy trabajado para ganarlo y así se dio”, resumió Maleja el partido de ayer. Además sufrió un incidente de campo sin mayores consecuencias: “fue una jugada normal y mi cabeza tuvo un leve contacto con las zapatillas de la jugadora rival, pero no fue nada grave”.

Con relación a sus rivales de grupo, Formas Intimas y Generaciones Palmiranas, Maleja afirmó lo siguiente: “A mi modo de ver son los dos equipos más fuertes del torneo. La mayoría de sus jugadoras llevan una ventaja de jugar profesionalmente durante 6 meses, lo que les ha marcado la diferencia, pero la importancia de este torneo es de igualarnos en nivel contra ellas y esto apenas está empezando”.

Para esta futbolista de 24 años, titulada como ingeniera civil, su pasión por el fútbol llegó justo a los 10 años, pero antes había practicado baloncesto, “por cosas del destino intenté probar el fútbol y me quedó gustando”. Su llegada al Atlético Nacional, de la cual es hincha, se dio hace 8 años, siendo una de las jugadoras de la sección femenina y tenemos  con más tiempo en el club considerado “Rey de Copas”.

Acerca de la evolución del Nacional durante el tiempo que ha estado, Maleja aseguró: “Pues ha sido un crecimiento muy bonito. Gracias a la profesionalización del fútbol femenino este año, ha sido una recompensa para todas nosotras por todos los años que hemos trabajado por el equipo, y sobre todo por Diego Bedoya (entrenador), porque empezamos desde abajo y estamos a puertas de jugar algo muy grande”.

Dado a que Nacional no tomó parte de la Liga Femenina este año y que su debut se daría en la Primera B Femenina en 2018, Maleja se siente optimista frente a este nuevo desafío y no descarta que su equipo comience en la A: “Yo quisiera pensar que la Dimayor debería tomar la mejor decisión y lo haría muy bien para nosotras empezar en la A, porque hay que fortalecerlo antes de tener una segunda división”.

“En caso de que no se dé dicha decisión, jugaremos la segunda división como un equipo de primera, con el objetivo de buscar el ascenso en el primer año, y esa será nuestra principal motivación. Por eso nos estamos preparando fuertemente y tenemos mucho tiempo para pensar en ese objetivo”, puntualizó Maleja Arbeláez.

Con su título de ingeniera civil, Maleja nos ha compartido el sueño de construir una cancha sintética en su ciudad de residencia, Rionegro, donde une su preparación académica con el fútbol. De su autoría, se han desprendido importantes proyectos de vivienda y la construcción de un salón de música.

Pocos saben que Maleja es prima de la jugadora de Envigado y de Selección Colombia, Carolina Arbeláez. Ella describe a su prima como “una excelente persona y excelente jugadora, por eso la admiro muchísimo”. “Por cosas de la vida, ella ha estado en Formas Intimas desde muy pequeña, nos hemos enfrentado en cancha y espero que algún día juguemos en el mismo equipo, ojalá que sea en Nacional (risas) y estemos en familia”.

Al tener una doble vida tanto en su profesión de ingeniera como futbolista, Maleja es consciente de lo agotador que es llevar este ritmo de vida, pero que ha sabido manejar con inteligencia ambas profesiones, ya que la mayor parte de su equipo está compuesto por jugadoras que poseen títulos profesionales, ejercen sus labores durante los días de la semana y por las noches se unen para entrenar, los fines de semana solo juegan el Torneo Interclubes. “Para el otro año, con el fútbol profesional, ahí sí debemos elegir sobre nuestro futuro”.

El punto de vista de Maleja con respecto a la Liga Femenina fue el siguiente: “Las que vivimos por fuera la Liga Femenina, fue un paso enorme que dimos. Se va mejorando el nivel de los equipos y sus jugadoras, los hinchas van cambiando su pensamiento y se han dado cuentas que las mujeres también jugamos bien al fútbol. Me gustó mucho el acompañamiento de la hinchada en las instancias finales, sobre todo ver a las familias con niños y niñas viendo los partidos”.

Cuando no es el fútbol, Maleja invierte todas sus energías en jugar baloncesto, montar en bicicleta y caminar muchos junto a su familia para mantenerse muy activa. Finalmente le envía un mensaje a la hinchada verdolaga: “Para aquellos aficionados que no saben de nosotras, que nos apoyen en cada torneo, para cumplir la meta que nos trazamos cada año: ser cada vez mejores y más grandes”.

Fotos: Archivo Personal

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *