Valentina Vivas: “Aspiro y trabajo por ganar los Juegos Bolivarianos, el Suramericano y un cupo al mundial de Francia”

Valentina Vivas, ex arquera de Cúcuta Deportivo, fue una de las convocadas en este primer micro ciclo de la selección Colombia femenina sub 20. La juvenil portera, desde muy corta edad perteneció al equipo estudiantil del colegio Gimnasio Fontana, donde ha sido llamada para jugar fútbol en todas las categorías posibles de la institución, y que ha sido vital en su proceso deportivo que hasta ahora lleva. “Me ha gustado el fútbol desde que tengo memoria. Mi primer club fue Funcode quien es dirigido por Richard Coronado, allí tuve mi primera preparación de arqueras con mi entrenador Jhon”, asegura Vivas.

Inició su proceso en el club Funcode que en ese entonces era patrocinado por Pacific Rubiales, equipo en el que duró aproximadamente 1 año,  de ahí  cambio de club y continuaría su proceso con Fortaleza, lugar donde comenzó una formación un poco más profesional e intensiva, bajo las órdenes del entrenador de arqueras Diego Morales, persona que creyó desde el primero momento en ella y Wilmer Gómez, técnico de Fortaleza.

Su talento fue admirado por muchas personas, Valentina logró pertenecer a dos selecciones Bogotá en la categoría prejuvenil y juvenil. Quedó campeona en la categoría juvenil en el año 2016. Ese mismo año, entrenó unas semanas con la selección Colombia sub-17, donde llamó la atención del técnico Carlos Quintero en un partido amistoso que se realizó frente a Fortaleza.

Valentina despertó interés de un equipo profesional, por eso, tuvo una oferta para pertenecer a Cúcuta Deportivo Gol Star como amateur en la liga profesional, propuesta que aceptó.

¿Por qué decide jugar fútbol y no otro deporte?

V.V. Durante cinco años, practiqué equitación, deporte que dejé hace un tiempo pero sigo amando. Sin embargo, el fútbol se convirtió en mi pasión y de a pequeños pasos empecé a lograr grandes cosas.  Mi vida deportiva ha sido relativamente corta, aproximadamente cuatro años, pero ha sido muy fructífera. Decidí jugar fútbol, ya que es un deporte que me llena, que me hace sentir feliz, me ha dado la posibilidad de conocer a personas que se han vuelto muy importantes en mi vida y más que nada me apasiona

¿Qué la motivo para defender el arco? ¿Por qué decidió ser arquera?

V.V. Cuando empecé jugando con mi colegio, era volante. La situación que me motivó a volverme arquera fue haberle tapado un penalti a la mejor jugadora, en ese entonces, del colegio. Desde ese momento sentí que esa era mi posición y realmente comencé a apasionarme por este hermoso deporte.

¿Cómo ha sido el apoyo familiar en estos procesos?

V.V. Mi familia ha sido vital en esto, definitivamente sin ellos no habría sido capaz de llegar hasta donde estoy hoy en día. Cada día me animan más a luchar por mis metas , me han enseñado a ser perseverante y constante a entender que no siempre las cosas salen como yo las quisiera pero que eso es parte de mi formación y que los tiempos De Dios son perfectos. Siempre me acompañan y coordinan en su trabajo para estar conmigo en los entrenamientos y partidos , son un apoyo incondicional , Y bueno, mi hermanito siempre haciéndome barra.

¿Cuál ha sido la mejor experiencia que recuerde que le haya dejado el fútbol?

V.V. La mejor experiencia que me ha dejado el fútbol, fue la posibilidad de ser campeona nacional con la categoría Juvenil. A pesar de no haber sido la titular, tuve la oportunidad de tapar un partido contra Boyacá, porque la primera arquera se enfermó. Fue algo impactante y para ser sincera, entré muerta del susto, sin embargo me ayudó el hecho de saber que tanto mis compañeras como el DT, en ese momento Didier Luna, confiaban en mí. Tuve algunas buenas atajadas y nos llevamos los tres puntos. Pienso que el sentimiento de ser campeonas nacionales, no se compara con nada, solo quien logra llegar a serlo entiende lo que significa.

¿Esperaba un llamado a la selección Colombia?

V.V. Sí, realmente lo esperaba ya que había trabajado arduamente para ser convocada, pertenecer a la selección Colombia ha sido uno de mis objetivos principales desde que comencé seriamente con el fútbol. Gracias a Dios, he podido lograr de a pequeños pasos lo que quiero, pienso que todo es cuestión de disciplina y trabajo.

Cuéntenos cómo fue la experiencia en el primer microciclo

V.V.  Pienso que el primer día los nervios jugaron en mi contra, nunca es fácil ser “nueva” (ya que varias se conocían de anteriores Colombias), a pesar de esto, me adapté bien al grupo y llevé una relación cordial con cada una de mis compañeras. En cuanto a lo futbolístico, pienso que es una competencia muy dura, están las mejores del país y cada quien va por su objetivo. Pienso que tuve un buen microciclo, claro, hay cosas por mejorar y pulir, pero es cuestión de trabajo.

¿A qué se proyecta Valentina Vivas?

V.V.  Lo primordial ahora es poder pasar y quedar dentro de la selección Colombia y luego focalizarme en ser la arquera titular de esta. Como lo mencioné anteriormente, la competencia es de un nivel mucho más alto, pero seguiré trabajando por mis metas y exigiéndome cada día más. En cuanto a lo personal, espero terminar mi colegio y si Dios lo permite estudiar en Estados Unidos, por medio de una beca deportiva. De igual manera, espero poder pertenecer a selecciones Colombia futuras.

Fotografia: Nathalia Prieto

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *