25 años de un fútbol más femenino y más mundial

Ha pasado un cuarto de siglo desde que se inauguró el primer Mundial Femenino de la FIFA en China y cada día el fútbol femenino va creciendo constantemente. Así empezó la historia de este evento deportivo.

25 años de un fútbol más femenino y más mundial

Un día como hoy, pero hace 25 años, se realizó en China, la primera versión de la Copa Mundial Femenina de la FIFA 1991. Un mundial que marcó un antes y después en el desarrollo de esta disciplina deportiva entre las féminas, y cada día la cifra de mujeres y niñas futbolistas va en crecimiento y expansión alrededor del mundo. ¿Cómo comenzó esta historia?

Desde que la FIFA reconoció como primer partido internacional femenino entre Francia y Países Bajos hacia 1971, las futbolistas lucharon por años para reclamar espacios de competencia similares a los mundiales masculinos. Sin embargo, federaciones como la de Italia y China Taipei organizaron sendos campeonatos femeninos entre mediados de 1970 hasta 1988.

Por ejemplo en Italia se realizó el llamado “Mundialito” de 1984 a 1988, que congregó a varias selecciones que competían por ser la mejor del mundo como Italia, Inglaterra, Dinamarca y Estados Unidos. Paralelo en China Taipei se disputaba cada tres años, desde 1978 hasta 1987, el Torneo Invitacional de Fútbol Femenino, que reunió tanto clubes como selecciones femeninas.

Aunque estos torneos no fueron avalados por la FIFA, el máximo rector del fútbol siguió a detalle la evolución de los campeonatos femeninos anteriores, hasta que bajo el mandato de João Havelange, se decidió organizar un Mundial Femenino de Prueba en China, del 1 al 12 de junio de 1988, e invitaron a 12 selecciones de las 6 confederaciones, entre ellas a Brasil, Suecia y Estados Unidos.

El formato de competencia era de 3 grupos de 4 equipos, los 2 primeros de cada grupo avanzaron a cuartos de final al igual que los 2 mejores terceros entre los 3 grupos. Finalmente Noruega ganó el Mundial de Prueba ante Suecia por 1-0, mientras que Brasil quedó tercero, luego de derrotar a China desde la tanda de penales 4-3, tras una igualdad a cero en los 120 minutos de juego.

Después de analizar los resultados de cada partido y el nivel de juego de las selecciones invitadas, el 30 de junio de 1988, la FIFA anunció la aprobación del primer mundial femenino de fútbol para el año de 1991 en China.

A diferencia del primer mundial masculino de 1930 donde fueron invitadas 13 selecciones del mundo, las 6 confederaciones debieron crear sus propios torneos continentales como clasificatorios al mundial femenino, salvo Europa que ya tenía su propia competición de selecciones desde 1984.

De las 48 selecciones participantes del proceso clasificatorio por el mundo, pasaron 12, incluida China. Por Europa clasificaron: Alemania, Noruega, Suecia, Dinamarca e Italia; por CONCACAF pasó Estados Unidos; por Asia fueron China, China Taipei y Japón; por Sudamérica asistió Brasil y por África la selección de Nigeria.

Hechos particulares se registraron del primer mundial femenino: primero, el formato de competición fue igual al mundial de prueba de 3 años atrás; segundo, los tiempos de cada partido fueron de 40 minutos y no de 45; tercero los 22 jueces de cada partido fueron 16 hombres y 6 mujeres. Claudia Vasconcellos de Brasil fue la primera jueza en dirigir un partido oficial de FIFA, le correspondió el tercer puesto entre Suecia y Alemania.

Después de 25 partidos disputados, la final de ese primer mundial femenino se jugó entre Estados y Noruega el 30 de noviembre de 1991. El nombre de Michelle Akers ganó popularidad al convertir los 2 goles que le dieron la victoria y el primer título mundial al elenco norteamericano. El partido finalizó 2-1 a favor de Estados Unidos y la misma Akers recibió tanto el Balón de Oro como el Botín de Oro al anotar 10 goles.

De ahí en adelante y cada 4 años, el Mundial Femenino de la FIFA se ha convertido en una verdadera fiesta para el fútbol internacional, tanto así que Estados Unidos ostenta 3 títulos (1991, 1999, 2015), Alemania 2 (2003, 2007), Noruega 1 (1995) y Japón 1 (2011). Nombres como Mia Hamm, Marta, Homare Sawa, Abby Wambach y Birgit Prinz se han convertido no solo en brillantes jugadoras, sino en modelos para seguir de muchas niñas y mujeres por todo el mundo.

Si para Lionel Messi, Cristiano Ronaldo y Neymar su sueño es ganar un Mundial de Fútbol, ahora para cualquier futbolista es de alzar la Copa Mundial Femenina y también conquistar la medalla dorada olímpica.

El éxito que tuvo el primer mundial femenino en China, hizo que el COI incluyera el fútbol femenino dentro del programa olímpico, el cual debutó exitosamente en Atlanta 1996. Desde 2002, la FIFA organiza el Mundial Femenino Sub-20 y desde 2008 la categoría Sub-17.

A partir de 2017, las más de 200 selecciones femeninas de todo el mundo empezarán su sueño hacia Francia 2019, el octavo mundial femenino y el tercero que se realizará en el viejo continente. Esperamos ver nuevamente a Colombia luchar por este máximo logro contra las grandes potencias y disfrutar de sus jugadas. Feliz aniversario al Mundial Femenino de la FIFA.

Fuente: Wikipedia. Foto: The Washington Post

Entradas Relacionadas

Francisco Diaz

Desarrollador Web Freelance. Apasionado por el fútbol sobre todo el femenino.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *