La selección femenina de Estados Unidos celebró su título mundial en Nueva York con contundentes mensajes de igualdad

Foto: Twitter (@USWNT)

Las cuatro veces campeonas del mundo compartieron su reciente éxito frente a miles de personas por las calles de la Gran Manzana.

Después de conquistar su cuarto mundial femenino en Francia, la selección femenina de Estados Unidos regresó este lunes a su país, exactamente en Nueva York para celebrar su conquista en una caravana que se extendió por las calles de esta ciudad el día de hoy.

Previamente, las jugadoras y cuerpo técnico tuvieron el día martes citas con medios de comunicación para mostrar el título mundial que revalidaron en Francia tras vencer en la final a Países Bajos por 2-0.

De las tantas entrevistas concedidas, tanto Megan Rapinoe como Alex Morgan, figuras de la pasada cita orbital, fueron claras en que no asistirán a la Casa Blanca para compartir su éxito con el presidente Donald Trump, debido a que no comparten sus políticas anti-inmigratorias y conservadoras.

De hecho, Matt Groening, autor de la serie animada Los Simpsons, publicó una pieza gráfica satírica en la que la famosa familia amarilla recibió a las afueras de su casa a varias futbolistas de la selección de Estados Unidos como Crystal Dunn, Rose Lavelle, Allysa Naeher, Alex Morgan y Megan Rapinoe.

El letrero que acompaña al dibujo de Groening dice: «Welcome champs… It’s not the White House but come on in» (Bienvenidas campeonas… No es la Casa Blanca poer pueden ingresar aquí), en alusión al altercado que protagonizaron el presidente Trump y la capitana de la selección campeona del mundo Rapinoe.

De nuevo a la realidad, las jugadoras de Estados Unidos fueron las estrellas principales de la caravana que recorrió, en la mañana de este miércoles, las principales calles de Nueva York. Allí mostraron nuevamente la Copa Mundial Femenina de la FIFA frente a más de mil personas, e incluso niños y niñas ondeando banderas y exhibiendo pancartas de apoyo y cariño hacia sus futbolistas.

Los festejos se mezclaron con arengas de sus seguidores en favor de la igualdad salarial de las futbolistas bajo la frase «Equal Pay» (Pago Equitativo), e incluso, el rapero Snoop Dogg en sus redes sociales respaldó la lucha que sostienen las jugadoras estadounidenses contra su federación de fútbol por pagos justos de sus bonos y salarios.

El éxito de la selección de Estados Unidos ha estado acompañado por el récord televisivo de aprox. 14 millones de televidentes que vieron desde sus hogares y sitios públicos la final del domingo, superando el registro de 11 millones de la final masculina de Rusia 2018, además de que la camiseta de su selección femenina ha sido la más vendida de toda la temporada en el país norteamericano.

La caravana culminó con la concentración del plantel campeón del mundo junto a las autoridades locales de Nueva York en el ayuntamiento de esa ciudad y recibidas por una multitud de personas.

Allí el alcalde Bill De Blasio les entregó nuevamente la llave de la ciudad a la selección femenina, que fue recibidas por Alex Morgan, quien lo celebró nuevamente tomándose una taza de te al aire, su épico festejo de gol que dio la vuelta al mundo.

Megan Rapinoe, por su parte, dio un discurso emotivo con un mensaje cargado de igualdad, respeto y motivación hacia las nuevas generaciones para que luchen por sus sueños de jugar al fútbol.

El siguiente desafío para las futbolistas de la selección de Estados Unidos es mediar con los directivos de la federación de fútbol de su país para llegar a un acuerdo sobre la nivelación de su salario con respecto a sus pares masculinos, tras ganar su cuarto mundial femenino en Francia.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.