“No están solos, acá siempre les vamos a dar una mano” Luis Cogollo

ASCAR, una asociación civil sin ánimo de lucro que hace sentir como en casa y que también se ha convertido en el motor de muchos colombianos/as a lo largo y ancho del territorio argentino.

La Asociación de colombianos y colombianas en Argentina (ASCAR), inicia con un trabajo voluntario en los barrios humildes y vulnerados de éste país hace aproximadamente 5 años. De la mano de estudiantes y profesionales migrantes, con un compromiso social latente.
Comenzó a surgir con la unión de diferentes personalidades en distintas áreas como la salud, el deporte, la comunicación, la psicología, la docencia, entre otras. Con la pura intención de crecer y continuar con ese acompañamiento a quienes lo necesitan.
Karen Martínez, Luis Cogollo, Jeimar Donoso, entre otros, fueron los primeros miembros que, en medio del voluntariado en las villas argentinas, decidieron crear una asociación civil que pudiera expandirse aún más y llegar a un número mayor de personas.
En cualquier parte del mundo encontrarás a un colombiano/a siendo solidario/a, pero cuando son más de uno, hay una familia. En un principio su trabajo se centraba, como bien marcamos, con las comunidades vulneradas de la Argentina. Ahora, con el crecimiento de sus miembros decidieron ampliar sus acciones. “nos dimos cuenta que la migración de nuestros/as connacionales crecía cada vez más y la mayoría estaban llenos de dudas y sin saber qué hacer” indicó Luis Cogollo.
La asociación fue evolucionando con el paso del tiempo: “Las personas comenzaron a llegar para sumarse a la asociación y empezamos con diferentes proyectos y ejes que nos ayudaran a seguir con la idea de la solidaridad y de incluir a la gente que se siente a un lado” agregó Luis, que de la mano con los demás integrantes se idearon las diferentes facetas de ASCAR para acercarse a muchas más comunidades.

El deporte es uno de sus campos más fuertes y en Argentina se vive de forma distinta la actividad deportiva así que, el proponer actividades coordinadas fue una buena manera de crear un lazo fuerte con su gente, la gente que lo merece y lo necesita.
La radio “nuestra Tierra” es otra de las apuestas de ASCAR, una radio construida por y para la gente, para el sustento y apoyo de todos. Si bien el número de colombianos/as creció de forma considerable y son los que más han sentido ese respaldo familiar por razones de patria, esta radio aporta a la inclusión de la colectividad colombiana en términos culturales, geográficos y participativos; difundiendo también todos los proyectos que nuestros/as compatriotas han gestado y con esto que se sienta parte el connacional que se encuentra en la Capital Federal e incluso al que se encuentra en Tierra del Fuego. “Queremos contribuir al desarrollo de la sociedad, retribuyendo a ella algo de lo que nos da, que ya es mucho”, comentó con mucho ánimo Luis, quien confesó también sentirse a gusto con lo que hace desde lo deportivo por los demás.

Fueron creciendo en el campo de la comunicación y llegaron a oídos de muchas personas que los buscaron, los apoyaron y se sumaron a esa mano tricolor en Argentina para seguir creciendo como una verdadera familia. En su perfil de Instagram, @civilascar, suben toda la información necesaria y avisos con las ideas y propuestas a realizar, con el deporte como uno de los pilares fundamentales.

¿Por qué Argentina?
Para Luis, el motivo por el que eligió Argentina para erigir esta iniciativa fue el siguiente: “Es evidente que muchos venimos en busca de oportunidades en su mayoría académicas y laborales, este país las tiene, las brinda con gusto a cualquier persona y bueno, para los colombianos es un país en la lista de visita” son miles los migrantes que llegan al sur del continente americano, con la convicción de progresar y redirigir su vida a un mejor rumbo. “Conocemos las dificultades que implica venir y colaboramos con la asesoría legal, los papeles para la educación, todo eso porque, yo por ejemplo lo viví y sé lo duro que es no contar con nadie”.

¿Cómo se sostiene ASCAR, qué les permite seguir en pie?
Sobre el sostenimiento de ASCAR, algunas de las actividades que se brindan son pagas para poder reunir un poco de dinero, sumando la pauta comercial que hacen los micro-emprendimientos colombianos para que entre todos/as podamos seguir en pie.
Unos de sus mayores eventos es la Liga de Fútbol Cafetera, que reúne a más de 18 equipos en su mayoría conformados por colombianos de todas las regiones del país. Se disputa con calidad y muy buena competencia deportiva para vincular, a través de ese fenómeno social, la mayor cantidad de personas a sus actividades.

ASCAR, en medio de todo su crecimiento, fue notando la gran participación de mujeres en sus actividades y su importancia para el avance y fortalecimiento de las ideas. “El rol que juega la mujer en la asociación es importantísimo, queremos resaltar y hacerle saber a aquellas mujeres que dudan de sí mismas, que acá pueden encontrar un espacio para liberarse y contribuir a una causa que las ayudará a mejorar su vida y la de muchos/as” resaltó Luis.
Acá estaremos para todos/as.

En Buenos Aires está concentrada la sede de ASCAR, en la capital es donde se lleva a cabo la liga y todas las actividades que realizan. El servicio es desinteresado, cooperan con todo aquel que llega y también con quien está con dificultades; lo orientan hasta que puedan seguir solo. Esa es la labor y el objetivo de esta asociación.
Es poco tiempo pero se ha hecho mucho y ya es reconocida a nivel nacional, son más de sesenta mil colombianos/as en Argentina, muchos/as con dudas e inconvenientes, son muchos más los que quieren estar en ese país para estudiar o trabajar; para buscar un camino diferente en su vida. “No están solos/as, ASCAR siempre estará con su espíritu solidario” aseguró Luis Cogollo, una mano tricolor.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *