Ximena Velazco: “Entre el trabajo, el estudio y el fútbol, todos los días hay sacrificios que valen la pena”

Ximena Velazco es una futbolista uruguaya de 24 años de edad que desde los 8 años arrancó a jugar fútbol y según ella es la mejor decisión que ha podido tomar en su vida. Entre el trabajo, el estudio y los entrenamientos lleva una vida muy apretada y llena de sacrificios que se han podido reflejar en títulos y victorias.

Hincha de Peñarol y una de las figuras fundamentales del equipo dirigido por Daniel Pérez, sostuvo una conversación con Fémina Fútbol sobre como ha sido todo este proceso y con los objetivos que tiene a futuro en el fútbol femenino internacional.

1. Cuéntanos de ti… ¿Quién eres? ¿De dónde eres?

Soy de Uruguay y juego actualmente en el Club Peñarol y he tenido la oportunidad de jugar para la Selección Nacional de mi país.

2. ¿Cómo fueron tus inicios en el fútbol?

Comencé a jugar a los 8 años en Pinar 99 que es un club de mi barrio y en realidad mi hermano empezó ahí y yo lo acompañaba. Me di cuenta lo mucho que me gustaba ese deporte y le dije a mi padre “¿Para cuándo yo?” y para ese entonces mi padre pensaba que no era un deporte muy tranquilo y que me podían golpear. A la final tomé la decisión y fui a practicar, él (padre) me llevó y me acompañó y desde la primera vez me encanta, me fascina y disfruto mucho jugarlo. Ahora, con casi 25 años me doy cuenta que es una de las mejores decisiones que he tomado en mi vida y darme cuenta de todo lo que he logrado, es increíble.

3. ¿Cuál ha sido la parte más difícil en todo este proceso?

La aceptación de las personas que te rodean. Hoy en día ha crecido bastante, pero siempre está el comentario que es un ‘deporte para hombres’ que depronto no sea para mujeres, pero vas creciendo y le vas restando la importancia a este tipo de palabras. A lo largo de tu vida lo escuchas pero ‘no le das bola’ y sabes que no te importa porque una es muy apasionada por el deporte y hoy por hoy ya no me suman esas palabras, solo me dan mas fuerzas para continuar.

4. Peñarol: ¿Qué representa para el fútbol de Uruguay e internacional?

Es un equipo grande que a nivel masculino tiene una gran historia local e internacionalmente. A nivel femenino somos tricampeonas y es algo para destacar porque no hace mucho se fundó. Soy hincha del club y es un plus muy importante porque me hace sentir muy orgullosa jugar para el equipo. En el equipo femenino la mayoría somos hinchas y siempre tratamos de defender estos colores.

5. ¿Cuál es tu máximo objetivo en el fútbol? La máxima ambición

Primero, dedicarme a este deporte. Es una de mis ambiciones de cuando era niña. Hoy en día es difícil entre trabajar, estudiar y poder entrenar todo el día, se complica el asunto. En lo colectivo, me gustaría seguir ganando campeonatos locales con Peñarol y tener mejores participaciones en las futuras Copas Libertadores. A Nivel de Selección tenemos un lindo proceso y queremos mantenerlo para poder lograr buenos resultados que es algo que todavía tenemos en deuda.

6. ¿Te gustaría jugar en algún otro país? ¿Cuál y por qué?

Me gustaría jugar en otro país porque en Uruguay el fútbol no es profesional y el salir a jugar en otro lado representaría poder dedicarme al fútbol por completo. Nos gusta pero es desgastante. No puedo escoger un país, porque siento que cualquier oportunidad a futuro que me sirva para crecer, la voy a tomar. En Peñarol me he sentido muy cómoda y si llega algo nuevo lo tomaré.

7. ¿Cuál ha sido tu mejor partido?

Yo tengo varios que han sido muy emocionantes con Peñarol y lo vivo distinto porque soy hincha del club. Me quedo con el último partido del año pasado (2019) que nos coronó tricampeonas y que fue un año excelente y por la oportunidad de jugar un clásico en el ‘Campeón del siglo’ y no solo eso, sino que definir un torneo donde tuve la chance de anotar dos goles y fue un partido inolvidable para mí. Estoy muy contenta de estar en el club y me ha regalado muchos partidos emocionantes.

Con la Selección, los partidos de la Copa América fueron emocionantes, pero el partido amistoso contra Francia nos dio un choque de realidades, pero fue una experiencia muy linda y es uno de esos juegos que voy a recordar siempre.

8. ¿Qué has sacrificado para ser profesional?

En nuestro caso no somos profesionales, somos amateur. Pero el tema de coordinar los horarios de trabajo y estudio para poder jugar los fines de semana. Es un sacrificio general que tenemos que hacer las jugadoras y lo importante es que se vea reflejado en materia de títulos y victorias que hemos conseguido. Todo el día y todas las horas estamos sacrificando cosas para poder jugar al fútbol.

9. ¿Alguna vez has pensado en retirarte?

En mi caso me tocó sufrir la ruptura de ligamentos cruzados de las dos rodillas, donde primero me lastimé una y al año sufrí la otra lesión; ahí pensé que este deporte no era para mí y dije ‘ya está’. Sobre todo la segunda vez que la recuperación fue muy larga, llegó un momento en que dije que mejor era ‘colgar los botines’ pero mi familia y mis allegadas me dieron fuerzas para poder seguir. Fue un momento muy difícil en materia mental y psicológica, pero ahora disfruto más todo, al doble. Estoy contenta y le daré hasta que el cuerpo aguante.

10. ¿Cómo ves a Colombia en materia de fútbol femenino?

A nivel de Selección están muy bien y tienen un gran proceso donde vienen trabajando juntas hace muchos años. La competencia de nivel local hace que a nivel de Selección tengan más perspectivas de las cosas y en Colombia ha crecido mucho el nivel del fútbol femenino. A pesar de que el torneo es corto, tienen ese plus.

Hay muchas jugadoras colombianas a nivel internacional que pone más competencia y mejora el nivel. A nivel sudamericano todavía falta, pero hace parte de esos países que han avanzado mucho y llevan un proceso que está buenísimo y ojalá que sigan creciendo.

11. ¿Cuál es el rival más difícil que has enfrentado?

En la Copa Libertadores cuando jugamos en Manaos contra Audax de Brasil fue el partido que más nos complicó por la dinámica que ellas tienen y ese ha sido el partido más difícil que he jugado en mi carrera.

12. Unas palabras de aliento para todas las soñadoras que quieren llegar al fútbol profesional femenino

Quiero decirles que es un deporte hermoso, que te llena de felicidad como también tiene sus tragos amargos, porque a nadie le gusta perder. De esas derrotas una se vuelve mucho más fuerte y cuando llega la hora de ganar es lo más hermoso que te puede pasar. Poder jugar en equipo y conocer las personas y lugares que te ofrece el fútbol es muy lindo. Aveces la vida te pone situaciones duras, pero al final te das cuenta que vale la pena pelearla y hacer oídos sordos para poder cumplir el sueño de jugar al fútbol. Dale para adelante y disfruta que este deporte es el más lindo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *