Wendy Cardenas “Vale la pena soñar, todo con paciencia y mucho esfuerzo llega”

De San Alberto (Cesar) a Atlético Bucaramanga y finalmente a Independiente Santa Fe. Wendy Cardenas Herrera se prepara para una nueva edición de la liga profesional femenina y en esta ocasión le contó a Femenina Fútbol más de su carrera futbolística, cómo ha venido recuperándose de su lesión y lo que viene para las leonas de cara al torneo que está a pocos días de iniciar.

Su actitud siempre es la mejor, resalta por su manera de ser directa y extrovertida, tiene claros sus objetivos deportivos y profesionales y además de todo, es fiel creyente de que los sueños se cumplen si se trabajan a diario y de manera incansable.

La dueña de la casaca 23 de Independiente Santa Fe 2020, creció en un ambiente deportivo, pues su familia, amante del fútbol le inculcó el amor por la pecosa desde muy niña “Mi abuelo por parte de mamá fue futbolista, él jugó con Unión Magdalena y a mi familia en general siempre le gustó el deporte por esa razón me gustó a mi también. Desde muy pequeña empecé a jugar, recuerdo que me volé de la casa cuando Colombia iba a jugar con Brasil en Bucaramanga, no recuerdo muy bien en qué torneo pero me volé para poder ir a verlos”

Wendy es oriunda de San Alberto, un municipio del departamento del Cesar, ubicado al norte de Colombia; creció en medio de varias dificultades sociales que se vivían en ese entonces en su departamento pero eso no la hizo desistir de su sueño o querer alejarse de lo que realmente la hacía feliz, el fútbol. “En San Alberto me formé como persona, allí está toda mi familia y donde sea que vaya siempre los voy a llevar represente. Yo quisiera que los jóvenes de allá lucharán también por sus sueños porque allá hay muchísimo talento.

“Me gustaría crear una escuela deportiva en mi pueblo, quisiera que hubiera una Selección San Alberto e incentivar mucho el deporte para recuperar la juventud del pueblo. Como todo joven cometí errores pero pudo más la voluntad, los sueños y las ganas de darle ejemplo a los demás para que todo fluyera en mi vida y se diera de la mejor manera”

Foto: Archivo de la jugadora

Hoy en día, Wendy sobresale en el fútbol 11, pero sus inicios estuvieron ligados al fútbol de salón, tanto así que logró coronarse campeona en la Liga Santandereana de Futsal en 2018 “Siempre he sido jugadora de fútbol sala, luego jugué fútbol 11 pero con niños, inclusive jugué con mi hermano, después hicieron una escuela de fútbol femenino pero duró muy poco. Estoy muy agradecida con William Portilla, el técnico del Club La Redonda de fútbol sala y todas las que hicieron parte de este equipo en Bucaramanga porque ahí le dí un cambio rotundo a mi vida, era eso en lo que quería enfocarme para tener un buen futuro”

“Después jugué en Nantes que fue el equipo que me llevó a Bucaramanga y luego pasé a Botín de Oro para finalmente llegar al equipo profesional del Bucaramanga donde jugué las anteriores ediciones de la liga”, recalcó.

Parte importante del crecimiento deportivo de Wendy Cardenas está relacionado con su carrera profesional, pues decidió estudiar actividad física, recreación y deporte en Unidades Tecnologicas de Santander (UTS) “yo espero algún día poder dirigir o tener mi propia escuela que sirva para ayudar a los jóvenes del pueblo”

Foto: Archivo de la jugadora

La UTS durante años se ha destacado en los torneos deportivos universitarios realizados por ASCUN y son las vigentes campeonas nacionales de fútbol femenino “Hacer parte de la UTS ha sido una una experiencia muy bonita, en el 2018 fuimos a Medellín y la Universidad de Antioquia nos eliminó, fue muy duro para mí porque no me gusta perder yo sentía que teníamos un muy buen equipo y Pedro que era el coordinador de bienestar nos dijo que él quería que fuéramos campeonas, entonces yo me comprometí que en 2019 íbamos a ser campeonas en todo lo que participaremos y así fue”

“Mi universidad ha sido muy importante para mi y pienso que la creación de la liga universitaria resulta indispensable porque pueden salir jugadoras para equipos profesionales, además que se puede uno formar no solamente en el fútbol sino en una carrera profesional”, añadió.

Uno de los mejores recuerdos que Wendy guarda en su memoria fue el momento en el que debutó como profesional con Atlético Bucaramanga, equipo que logró llegar a las semifinales de la liga en 2017 “Me emocionó mucho ver desde el campo de juego el montón de gente que iba a acompañarnos ese primer día, además de ver a los hinchas alentandonos, vivir esa experiencia para mi fue espectacular eso nos hacía sentir siempre muy bien y seguras del trabajo que estábamos haciendo a diario”

Foto: Archivo de la jugadora

Luego de tres años siendo pieza fundamental del Atlético Bucaramanga, de su trabajo incansable por crear jugadas que terminaban en gol y convertirse en la jugadora con más partidos oficiales disputados en la historia del club (27), Wendy Cardenas, le dijo adiós a su primer club profesional y emprendió un nuevo camino hacia la capital del país, sin olvidar lo que para ella significó hacer parte de esta institución “Bucaramanga me dio mucha madurez como persona, me enamoré de la ciudad y de la hinchada, no había un partido en donde no asistieran, era increíble todo el apoyo que me daban. Hicimos una muy buena campaña y finalmente yo creo que el liderazgo y la humildad que me caracteriza la puede transmitir durante todo mi proceso allí”

Llega el 2020 y una nueva edición de la liga profesional femenina en Colombia. Cárdenas fue llamada por Diego Pérdomo para integrar el plantel de Independiente Santa Fe, un equipo que ha venido reforzando con una base de jugadoras ex deportivo Huila y varias de las jugadoras más destacadas del fútbol colombiano “El equipo siempre ha estado muy unido y enfocado en lo que queremos que es ser campeón de liga este año y si Dios lo permite campeonas de libertadores. No hemos parado ni un día, desde que empezó la cuarentena hemos hecho trabajos desde casa y ahorita que ya podemos estar con el equipo hemos estado muy concentradas con el mismo objetivo”

“Este equipo está para grandes cosas y cuando entremos al ruedo va a ser demostrado de esa manera”, enfatizó.

Justo antes de que iniciara la cuarentena, Wendy sufrió una lesión que desencadenó en una cirugía y un largo proceso de recuperación aprovechado por la jugadora durante estos últimos meses. La convicción y la fe de Wendy siguen intactas a pesar de los altibajos que ha generado este tiempo de reposo “He aprendido muchísimas cosas, sobre todo qué personas están y quienes no están, también la importancia de la familia y el apoyo que me han podido dar, me he reconocido como persona y conocer la fortaleza que tengo como deportista, además saber que la mente tiene mucho poder, si le digo a mi mente que no puedo pues eso me va a dar pero si le digo a mi mente que si puedo y soy capaz entonces todo va a estar bien. He sido mucho más valiente y he aprendido a no decaer”

“Independientemente de cómo esté siempre quiero lo mejor para mi equipo y poder motivarlas, si yo llegara a estar mal mentalmente o emocionalmente mi recuperación no sería la mejor”, dijo.

Foto: Archivo de la jugadora

“En este momento quiero recuperarme de la mejor manera, estar tranquila y tener mucha paciencia. Desde que llegué a Santa Fe he querido dar lo mejor de mi y demostrar el por qué estoy aquí, yo respeto mucho esta institución entonces para mi estar en este equipo es un honor, apenas me recupere y el cuerpo técnico lo permita les demostraré mi trabajo y que estoy para dar lo mejor de mí”, añadió Wendy.

Un pilar importante en la vida de esta jugadora es su familia y sus amigas cercanas, pues afirma que han sido parte fundamental en su recuperación y su carrera tanto deportiva como profesional “Mi familia me ha dado mucha fortaleza, mi mamá, mi hermano y en general todos han estado presentes todo el tiempo, mi familia es feliz si yo estoy triunfando y si no me salen bien las cosas, pues están ahí para alentarme y apoyarme emocionalmente. Siempre que hago las cosas pienso en ellos para que se sientan orgullosos del cambio que he hecho en mi vida”

Wendy es una jugadora atrevida, le gusta encarar y hacer una que otra finta, es muy colectiva y aunque no es amante de los goles sí lo es de las asistencias, le gusta ponerse a la par de sus compañeras para que ellas definan de la mejor manera y recuerda siempre a uno de sus ídolos, Ronaldinho, cuando decía “quiero disfrutar cada partido”.

“Vale la pena soñar, todo con paciencia y mucho esfuerzo llega, hay que mantener la calma porque todo lleva su proceso, todo lo vale y hay que confiar en Dios. Mi mensaje para todas las niñas que se están formando en este deporte es que nunca dejen de soñar, que trabajen por cada cosa que anhelan que todo a su tiempo llega”

De esta manera, Femina Fútbol le desea éxitos a Wendy Cardenas en su carrera deportiva y en el inicio de la Liga Femenina colombiana con Independiente Santa Fe.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *