Sara Ezquerro: Una madridista que cumple su sueño de jugar en el equipo merengue

Foto: Twitter (@RealMadridFem)

Después de cuatro años, la futbolista española presume ser del Real Madrid, tras una amarga experiencia ocurrida cuatro años atrás.

A punto de completarse la primera semana de trabajos de pretemporada en el Real Madrid, se conoció la historia de una portera que militó en el Atlético de Madrid cuatro años atrás y que fue expulsada por una polémica foto que publicó en sus redes sociales.

Se trata de Sara Ezquerro, portera de 21 años del cuadro merengue. La historia comenzó en mayo de 2016 cuando se jugó la final de la Champions League entre Real Madrid y Atlético de Madrid. Los merengues vencieron a sus rivales vecinos por penales y se quedaron con la ‘orejona’.

Ese día, Ezquerro y su compañera de ese momento María Calvo, salieron a festejar la undécima estrella con indumentaria del Real Madrid, que en ese momento no tenía equipo femenino. Aprovecharon el momento de alegría y se tomaron una foto a las afueras del estadio Santiago Bernabeu.

Horas más tarde, la imagen publicada por Ezquerro en sus redes sociales causó indignación entre los hinchas colchoneros, a tal punto de que el club decidió apartarla del equipo B en donde jugaba en esa época y de ahí partió hacia el CD Tacón donde inició en firme su carrera como portera.

Durante los siguientes cuatro años, Sara Ezquerro defendió los colores del Tacón desde la segunda división hasta su posterior ascenso a la Primera Iberdrola en 2019, pero la noticia de la absorción de su equipo al Real Madrid la motivó más para quedarse y materializar su sueño de ser jugadora de la casa blanca.

En un mensaje publicado en Twitter, Sara manifestó su alegría de ser parte del Real Madrid: “Y se hizo Real… Desde que tengo uso de razón mi sueño ha sido vestir la camiseta del Real Madrid, llevar en el pecho el escudo de mi vida. Hoy por fin puedo decir que he cumplido mi sueño. Es un orgullo hacer historia con este club. Hala Madrid y nada más”.

Ya con el Real Madrid femenino en marcha, la historia de Sara quedará como una anécdota más de su vida y su presente está en ganar la titularidad en el arco y demostrar con atajadas todo su aprendizaje y sus ganas de darlo todo por el equipo de sus amores en el campo de juego.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *