EL NACIONAL FEMENINO: UN CAMPEÓN QUE SE DESARMA.

Luego de salir campeón con un año casi impecable, el Club Deportivo El Nacional es nuestro único representante en el torneo de clubes más importante de Sudamérica, la Copa Libertadores Femenina. Las estadísticas avalan que la temporada 2020 del Nacional, fue muy buena. En catorce partidos, apenas recibieron ocho goles y sólo perdieron uno contra Club Ñañas el otro equipó finalista de la Super Liga Femenina.

La preparación a cargo de Wendy Villón fue extenuante. La directora técnica multicampeona del fútbol femenino, lleva consigo la palabra “excelencia” que es una característica fundamental que poseen sus equipos. Un sistema táctico con características 60% ofensivas y 40% defensivas, es el sello de Villón al momento de estar al frente de un club.

Posterior a la efervescente celebración por el primer título alcanzado no todo fue positivo… la directiva encabezada por Lucía Vallecilla, presidenta del club, reconoció que al equipo campeón se le adeudaban varios meses de sueldo, aun así, demostraron con esfuerzo y dedicación que fueron las justas ganadoras en un año atípico.

En la actualidad, las campeonas tienen un 95% de ausencias en cuanto a la plantilla 2020 para afrontar la Copa Libertadores de América, que arranca el viernes 5 de marzo contra Corinthians de Brasil, las actuales campeonas del certamen internacional, además también de Universitario de Perú y América de Colombia, conformando el Grupo “A”. El panorama se avizora complicado, porque tras la migración del cuerpo técnico y jugadoras a otro equipo, las “puras criollas” han complementado su plantel con base juvenil, además de ciertos refuerzos experimentadas como: Angie Mora, Danna Pesántez, Diana Ganan, Isabel Trujillo, María Belén Aragón y Arella Jácome, todas seleccionadas nacionales.

A esto, también sumamos la incorporación de José María Garay como director técnico del club rojo. Un estratega ecuatoriano que ha sido formador de varias jugadoras de selección nacional como Nayely Bolaños, Maylin Arreaga, Samantha Avilés, entre otras. Su carrera ha sido de un constante trabajo con su ex equipo, Guayaquil City. Allí mantuvo un proceso de tres años, dedicado al fútbol femenino, enseñando desde las categorías inferiores, juveniles hasta la mayor del conjunto ciudadano.

Garay, está contra reloj. Los días que dispone para los entrenamientos deben ser muy bien aprovechados para armar la estrategia defensa-ataque y la articulación colectiva, intentando llegar en plenitud de condiciones a la Copa Libertadores.

El grupo A de la Copa Libertadores es exigente. Enfrentarse con un equipo brasileño como Corinthians es sin lugar a dudas un gran reto. Este equipo viene con un proceso desde el año 2009. Ganando la Copa Libertadores Femenina de 2017 y el Campeonato Brasileño de Fútbol Femenino de 2018. Por sus filas han militado grandes jugadoras, una de ellas Cristiane Rozeira, una de las primeras jugadoras con contrato profesional.

Universitario de Perú es el equipo femenino siendo campeón ocho veces es el club que más veces obtuvo el Torneo Metropolitano de Lima. También tiene cuatro títulos nacionales obtenidos en 2015, 2016, 2017 y 2019. Actualmente son dirigidas por Juan Pablo Durant que mantiene en un 99% la base de jugadoras del año 2019.

América de Colombia que tan solo con 4 años de existencia ya ha logrado gran impacto en el futbol femenino local y sudamericano, obtuvo su primer título profesional el año 2019. Es dirigido desde el año 2019 por el profesor Andrés Usme, reconocido por su trabajo en clubes femeninos y cuenta con figuras como Natalia Giraldo y Carolina Pineda.

La Copa Libertadores está repleta de figuras y de sueños. Equipos como El Nacional deben afrontar una gran prueba pues llevan sobre sus hombros, el nombre de nuestro país, pero superando los niveles de compromiso y responsabilidad, están el corazón y la fuerza de las puras criollas que contaran con el apoyo de todo un país.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *