Natalia Valentina Delgado: “El roller freestyle es un deporte hermoso, puro y lleno de amor”

Una de las referentes del roller freestyle en el Eje Cafetero nos comparte sus experiencias dentro de esta disciplina, anécdotas y metas por cumplir.

Como cada domingo por la mañana, Natalia Valentina Delgado llega a su segundo hogar para reactivar sus entrenamientos de roller freestyle, el Skate Park de La Villa en la ciudad de Pereira, tras 3 meses de confinamiento y de parálisis a nivel deportivo.

Allí con su par de patines de línea puestos para rodar en rampas, bowls, barandas, y ante cualquier obstáculo que se le atraviese, Natalia Valentina se desafía a sí misma para lograr sus mejores trucos, incluso cuando sus lesiones se mantienen latentes en su cuerpo, el más reciente en una de sus piernas y con varios puntos de sutura.

Además de patinadora extrema, es líder del colectivo de rollers denominado Villanas, donde se promueve y se fomenta la práctica del roller freestyle femenino en la ciudad de Pereira. También es ilustradora, diseñadora gráfica y hasta emprendedora de productos para mascotas.

Nacida en Manizales, pero criada en la ciudad querendona, trasnochadora y morena, ha representado al departamento en la modalidad vertical en rampa, el cual obtuvo el segundo lugar de su categoría el año anterior, en el mismo lugar donde se ejercita.

Durante su rutina de entrenamiento, Natalia Valentina, nos contó todo su proceso para convertirse en patinadora extrema, el presente de esta disciplina, su faceta como ilustradora y sus metas deportivas una vez que se reabran las competencias de roller freestyle.

¿Cómo fueron tus primeros pasos dentro del patinaje extremo?

Cuando mi hermano estaba chiquito, practicaba y lo vi haciendo trucos al volar por escaleras y barandas. De pequeña también patinaba, practicaba sola en mi conjunto residencial, pero no encontraba chicas con quien compartir mi pasión y me sentía “despechada”.

Así que años más tarde, me uní a un colectivo de roller freestyle llamado Evolution acá en Pereira, gracias a un contacto suministrado por un colectivo de roller derby, de la mano de Manuel Rodríguez y Alejandro López, quienes eran rollers de vieja guardia y retomaron el deporte después de muchos años.

Gracias a ellos, me involucré tanto en el roller freestyle y he aprendido técnicas y trucos que realizo hasta la fecha.

¿Cuáles son tus referentes deportivas?

Al comienzo, como no se veían tantos videos de mujeres, empecé a seguir a Kaya Turski que luego pasó al snowboard, era súper tesa y me empecé a motivar. Más adelante vi a rollers colombianas como Xiomara Penagos, Erika Ruíz que se convirtieron en mis referentes nacionales una vez que comencé en este deporte.

De otras disciplinas, Mariana Pajón al ver que le va tan bien a nivel mundial con un deporte que la apasiona (BMX). En este momento motiva mucho la representación en Selección Colombia como Daniela Salgado y de otros países como Emilia Parejo, Mery Muñoz, Javiera Garrido, entre otras.

En cuanto al roller skate, con patines quads, admiro a Michelle Steilen, la dueña de la marca Moxi Roller, y patina súper genial. Totalmente una referente del roller en todas sus modalidades.

¿Qué recuerdas de tu primer truco en patines y qué edad tenías?

Mi primer truco fue un “frontside” en una barandita pequeña, pero no era mi truco insignia. Luego aprendí con otro llamado “pornstar”, no recuerdo la edad en que lo hice, pero lo empecé a practicar en la calle, en andenes y muritos. Fue genial deslizar ese primer truco, una cosa loca y maravillosa.

¿Cómo te convertiste en patinadora federada y cuánto tiempo tardaste en lograrlo?

La verdad es que para ser federada debes pagar para estar vinculada a la Federación (Colombiana de Patinaje) y tiene derecho a estar dentro del ranking, y si ganas un campeonato de ranking nacional, tienes derecho a estar en la Selección Colombia.

No es un proceso que se gana patinando, si bien se puede subir de nivel, pero para ocupar ese lugar, debes pagar y estar afiliado a un club o algo por el estilo. En resumidas cuentas, no es un proceso meritocrático.

¿Cómo analizas el panorama de tu deporte (roller freestyle) en nuestro país a nivel femenino?

A nivel país el patinaje va muy bien, ya que ha cogido mucha fuerza, sobre todo con el roller skate. En cuanto al roller freestyle, ya reconocido por la Federación, es una gran ventaja para nosotras las deportistas.

Sin embargo, se siguen presentando esas mismas desigualdades de siempre con los deportes que se compiten a nivel masculino y femenino, porque las premiaciones no son equitativas, porque siempre colocan la categoría femenina como parte del relleno de las competencias oficiales, ya que el show principal son para los hombres.

Estas situaciones te dejan con un sinsabor, es incómodo, pero bueno. No obstante talento tenemos gracias a Daniela Salgado y María Clara Platero que son Selección Colombia y nos representan en la escena femenina con una cara fuerte y visible para todo el país.

¿Qué virtudes se requieren, desde tu experiencia, para que una patinadora extrema como tú domine plenamente la rampa, bowl y las varas?

Una de las características o virtudes, para mí, son: paciencia y perseverancia, siempre al momento de practicar estos deportes, porque hay chicas muy arriesgadas y otras no, casi todas experimentan frustración al momento de empezar por no estar al nivel de los chicos.

Yo pienso que ambos valores son esenciales para continuar en la práctica del patinaje extremo, más allá de las frustraciones o comparaciones con los chicos.

Aparte, tener una conciencia deportiva, porque muchas veces se ve como un hobby, pero hay que verlo también como una disciplina para fortalecer su cuerpo, para convertir sus rutinas en entrenamiento funcional, más allá de ser divertido, con el fin de progresar como deportista en este medio.

¿Cómo has afrontado la cuarentena y te has adaptado a esta “nueva normalidad” dentro de tu deporte?

He afrontado este periodo entrenando en casa. Como resido en un lugar plagado de zonas verdes y mucho espacio al aire libre, instalé un P-Rail (practice rail) que es una pequeña baranda de entrenamiento y puse otra baranda más alta para practicar encajes y grinds en dos niveles.

Aparte de eso, estuve haciendo mucho fortalecimiento físico toda la cuarentena para el momento de llegar al parque otra vez, volver más fuerte en la parte muscular.

He trabajado mucho en el fortalecimiento de mi abdomen para poder halar en las rampas, tener fuerza en mis piernas para proteger las rodillas y en los brazos para amortiguar las caídas. De esa forma afronté la cuarentena a nivel deportivo.

¿Qué lesión o caída ha marcado tu carrera deportiva y cómo fue tu proceso de recuperación?

En realidad todas me han marcado muchísimo. La primera lesión que tuve fue patinando y fue fractura de radio izquierdo. No me marcó mucho ya que mi recuperación fue muy relajada, me hicieron cirugía y me insertaron platinas. Esa fue tranquila.

Después de eso tuve un accidente en moto que caí arrodillada sobre un vidrio y me cortó el tendón que une la tibia con la rodilla. Esa fue la peor de todas mis lesiones, porque me sacó por casi un año del patinaje. La recuperación fue lenta y dolorosa. Fue muy triste y frustrante, fue volver a empezar.

A finales del año pasado tuve una fractura de pelvis, la cual fue muy dolorosa físicamente con respecto a las anteriores. La recuperación fue más sencilla, ya que estuve dos meses por fuera del skate park y no quedé con secuelas a diferencia del accidente en la rodilla.

La más reciente fue hace poquito, la cual se resintió la cirugía de mi rodilla, fue una caída en una baranda que me abrí la canilla. El proceso de recuperación ha sido lento, he sido muy juiciosa, a la espera de la orden por parte del ortopedista para volver a patinar. Respeto mucho sus decisiones.

Actualmente asisto a las terapias, trabajo mucho fortalecimiento físico y hago mis terapias desde casa sin hacerme daño lo más que pueda. Soy muy juiciosa en ese sentido porque el patinaje para mí es lo más importante.

¿Un triunfo o título que recuerdes con alegría?

Hasta el momento no he ganado como para quedar de primera, pero he quedado en muchos podios de varios campeonatos. El año pasado competí en casa y me produjo bastante alegría, pues allí hice parte del campeonato llamado “Starwax: la batalla de las bladies”, quedé en segundo lugar y me fue bastante bien. Ganar en casa es siempre chévere.

También quedé en podio en un campeonato llamado “BBQ Contest” que se realiza en el Cuatro Sur de Medellín. Estos fueron algunos podios, ya que en muchos otros no he llegado hasta allí a raíz de mis lesiones. Cuando voy a competir llego recién recuperada y no me quedaba tiempo para entrenarme.

Por ejemplo, justo cuando iba a representar a mi país en un campeonato de vertical en Brasil el año pasado, estaba con la lesión de pelvis y no pude viajar.

Tras la pandemia. ¿Qué planes o metas tienes trazados una vez que se reactive la disciplina?

Cuando pase todo esto, tenemos planeado montar nuestro propio club de patinaje extremo en Pereira. Hace algunos años tuvimos un club llamado Evolution, la idea es retomar esto para hacer una escuela de deportistas extremos y cultivar un semillero deportivo acá en la ciudad. Me parece genial.

A mí me gusta muchísimo enseñar a todas las personas que llegan con ganas de aprender y yo saco el tiempito para enseñarles técnicas. Entonces la idea es montar esta escuela.

A nivel personal recuperarme de esta lesión y esperar a ver cuándo abren fechas de Federación y si tengo tiempo para poder prepararme mucho mejor que los años anteriores.

¿Qué ventajas te da patinar con patines en línea frente a los quads a la hora de hacer acrobacias?

La principal ventaja radica en el diseño y la tecnología de nuestros patines, mientras que los de ellas los tienen que adaptar.

Tenemos más facilidades de hacer trucos, al igual que ellas, aunque la cuestión es que como los quads son patines muy estables, les toca adaptarse al calzado para maniobrar de mejor forma sus trucos.

Hay mucho diseño de producto alrededor de los patines de línea que nos facilitan las acrobacias.

¿Cómo combinas la práctica del deporte con tu profesión de diseñadora o ilustradora?

La verdad no combino ambas prácticas, puesto que me encantaría sacar un diario de dibujo de una patinadora, pero todavía no he empezado estos proyectos.

De pronto en la parte de diseño, lo he vinculado con mi deporte en la realización de las piezas gráficas para los eventos, pero no más allá de eso.

Aparte del patinaje… ¿Qué otros deportes practicas?

Estuve entrenando triatlón cuando salí de la lesión de mi rodilla para fortalecimiento. Me gusta mucho trotar, hacer acondicionamiento físico, nada más. Lo mío es el patinaje y el fortalecimiento para poder patinar.

¿Qué decirles a las empresas privadas o a los entes públicos para apoyar más el roller freestyle?

A todos ellos les digo que acá tenemos una comunidad amplia en este lado del espectro. Los deportistas extremos en general, hablo de scooters, roller skate, skaters, BMX, nos hemos sentido invisibilizados, pese a que somos una comunidad demasiado grande en el país.

Antes tuvimos unos años gloriosos de apoyo por parte de ellos, por ejemplo Red Bull promovía eventos, las alcaldías construían skate parks y todo era genial. Pero hoy ya no se ve ese mismo entusiasmo por apoyarnos y siempre se vuelcan hacia los deportes tradicionales y quedamos en el limbo.

Por creer que se realizan un evento por año se libran de nosotros, pero el apoyo no es solo organizar eventos, es también mejorar las condiciones del skate park como tapar grietas, la mini rampa se está hundiendo, las latas de la vertical se están despegando y demás.

La empresa privada y los entes públicos podrían estar haciendo algo, pero siempre hay control de garantías porque hay elecciones o por pandemia se pararon las obras. Siempre hay una excusa para absolutamente todo.

Hay un estigma muy grande, porque nos asocian con “vicios y gamines”, pero en realidad somos deportistas disciplinados, profesionales y que estamos sacando parte de nuestro tiempo para hacer cosas por este deporte.

Sería muy bueno que la empresa privada y los entes públicos tuvieran esa visual de nosotros, que nos vieran lo que realmente somos, somos deportistas.

¿Qué les aconsejas a niñas o mujeres para practicar esta disciplina deportiva?

Les recomiendo paciencia y para adelante que esto es un deporte hermoso, que hay mucho futuro en este momento, que estamos reconocidos por Fedepatín, que ya tenemos Selección Colombia y que nos representan dos de las mejores patinadoras del país.

Ahora estamos yendo a campeonatos y nos están reconociendo a nivel mundial, ya las mujeres estamos compitiendo al nivel de los hombres. Es cuestión de paciencia y trabajar juiciosas.

Este deporte es de amor. Uno conoce gente muy hermosa, las experiencias todas son lindas. Un día de montada es un día mágico y vale realmente la pena practicar este deporte, porque es puro, tanto el amor que le dan a uno los otros rollers como el amor que siente cuando uno patina.

Tu música, comida y película favorita.

Me gusta mucho la música que yo pueda cantar y música que me divierta, entonces me gusta música que me sé mientras estoy patinando, y mientras me esté deslizando yo pueda ir cantando. Esa es la música que me gusta.

En cuanto a películas, me gusta mucho la animación. Uno de mis directores favoritos es Quentin Tarantino y toda su filmografía.

Y mi comida favorita son los dulces (risas), y la verdad como de todo. Me encanta comer bien, sano, y probar cosas nuevas todo el tiempo.

Fotografías: Francisco Díaz Torres

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *