10 aspectos claves sobre la Liga Aguila Femenina

10 aspectos claves sobre la Liga Aguila Femenina

Los minutos pasan y los 18 equipos que conforman la Liga Águila Femenina, se preparan de la mejor manera para realizar una notable actuación, que las lleven a pelear por su primer título. Para aquellas personas aficionadas al fútbol que desconocen acerca del nuevo torneo que arranca el próximo 17 de febrero, vamos a ilustrar aspectos claves a tener en cuenta, para entender un poco más la Liga y se animen a apoyar el fútbol femenino colombiano.

1. La Liga Femenina tiene carácter profesional

A partir de este año, la Liga Aguila Femenina se convierte en un campeonato de fútbol profesional similar al masculino, lo que implica que las futbolistas colombianas y extranjeras contarán con los mismos derechos y deberes de sus pares opuestos, es decir, que recibirán sueldo, tendrán prestaciones sociales, atención médica en algunos equipos, uniformes en buen estado y demás.

Según Acolfutpro, las futbolistas serán reconocidas de acuerdo a sus logros deportivos y nivel educativo bajo unas figuras como: futbolistas profesionales que han sido parte de la Selección Colombia o que hayan jugado un mínimo de 25 partidos, puesto que la mayoría no cumplen con ese perfil, pero para 2018 llegarán a ese estatus; y las aficionadas a prueba que buscan la transición hacia el profesionalismo y que solo percibirán sueldo básico.

Al ser profesional, los clubes están obligados a realizar contratos de trabajo a las futbolistas por un término de 6 meses, lo que dura el campeonato, y unos meses adicionales para su participación en torneos internacionales. En el caso de futbolistas menores de 18 años, son los padres o acudientes mayores quienes deben firmar su contrato de trabajo, ya que las leyes colombianas impiden que los niños firmen contratos.

En todo caso, la profesionalización del fútbol femenino es un paso hacia la igualdad laboral en Colombia, pese a que se marcarán brechas enormes de salarios entre hombres y mujeres, pero que con el paso del tiempo supondrá un cambio de mentalidad que permita resaltar e incentivar la labor de las mujeres en un deporte que sigue siendo acentuado por hombres.

2. Los clubes profesionales fortalecerán sus canteras

Desde que la Dimayor decretó el año anterior la creación de la Liga Femenina, pocos clubes afiliados al organismo contaban con secciones femeninas en sus equipos base, cosa que algunas instituciones como Santa Fe, Bucaramanga o Envigado buscaron alianzas con equipos aficionados femeninos de larga trayectoria y escuelas de formación para desarrollar su fútbol femenino de cara a esta liga.

Durante los procesos de veedurías de los 18 equipos participantes, también se decidieron por recibir jugadoras Sub-15, Sub-17 y Sub-20, con el fin de ganar recorrido y experiencia, y así ser promovidas hacia la categoría profesional. Clubes como Santa Fe o Fortaleza van más allá y ya cuentan con categorías infantiles, que forman a las niñas en los aspectos personales, físicos y tácticos.

Gracias a la Licencia Conmebol para los clubes sudamericanos, que regirá a partir de 2019, todos los equipos profesionales masculinos deben tener su sección femenina estructurada para desarrollar plenamente la formación de futbolistas hacia al futuro. Así que no será excusa para los otros equipos colombianos que no tomarán parte de la liga femenina a constituir procesos de formación a temprana edad para las niñas futbolistas.

3. Los partidos de la Liga Femenina se verán por televisión

La Liga Aguila Femenina podrá ser vista a través de Win Sports, canal deportivo colombiano que cuenta con los derechos totales de transmisión de los torneos de Dimayor. Para la primera temporada, el canal ofrecerá a su público la retransmisión en vivo de 2 partidos por jornada, incluidas las fases finales, y que serán previos a los partidos de los equipos masculinos que hacen parte de la Liga Aguila.

Además se reproducirán las jugadas y goles de los partidos restantes para sus noticieros y plataformas sociales, incluso una cadena de televisión asiática adquirió los derechos de transmisión de los 2 partidos de la Liga Femenina, según FutbolRed.com. Con ello se espera que el público pueda seguir de cerca de lo que suceda con la liga, con el fin de conocer nuevas futbolistas y disfrutar de sus partidos y goles.

Aún se desconoce si RCN, canal cercano a Win Sports, le apostará la fútbol femenino con la retransmisión de una partido de la Liga Aguila Femenina a través de su señal alterna (HD2), ya que por la señal principal se descartó esa posibilidad.

4. El mundo estará siguiendo de cerca la Liga Femenina

La Liga Aguila Femenina se ha convertido en un foco de atención para muchos países sudamericanos, que aún no cuentan con una competencia similar y que esperan aprender del modelo colombiano para replicarlo en sus países a partir de 2019. Por ahora Colombia y Brasil son los únicos países de Conmebol que cuentan con torneos de fútbol femeninos estructurados y profesionalizados.

En cuanto a las futbolistas internacionales, la Liga Femenina recibirá un total de 80 jugadoras de otros países distribuidos en la mayoría de los equipos en competencia. Estos nuevos refuerzos provienen de países como Venezuela, Brasil, Argentina, Uruguay, Chile, Puerto Rico, Honduras, Ecuador, Estados Unidos y Paraguay. Cabe señalar que por cada equipo se deben inscribir máximo 8 jugadoras extranjeras.

La visibilidad internacional de la Liga Femenina se hará notoria, gracias a un convenio suscrito entre Dimayor y La Liga de España, para realizar una Supercopa Femenina entre el ganador de la Liga Aguila de Colombia y la Liga Iberdrola del país europeo, en partidos de ida y vuelta previsto para finales de agosto.

5. Los partidos femeninos serán previos a los masculinos

La idea de los partidos femeninos previos a los masculinos fue del presidente de Dimayor, Jorge Perdomo, ya que con esta iniciativa se pretende captar nueva audiencia proveniente de los hinchas tradicionales que alientan a los planteles masculinos y se evita que los partidos de fútbol femenino se desarrollen en estadios “fantasma” o con poca afluencia de público.

Estadios como El Campín de Bogotá o el Pascual Guerrero de Cali cuentan con numeroso público, gracias al Santa Fe y América. Con la llegada de la Liga Femenina, se pondrá a prueba a la exigente afición de equipos tradicionales, compuesta en su mayoría por hombres, y se determinará si el apoyo a los equipos femeninos será igual o mejor que los masculinos que cuentan con más experiencia e historia.

Los compromisos de fútbol femenino se desarrollarán con 3 horas de antelación respecto a los partidos masculinos, es decir que si el América masculino juega de local a las 8:15 pm, su similar femenino disputaría su compromiso de liga a las 5:15 pm. En cuanto a la boletería, se aplicará una tarifa plena para los partidos masculinos y femeninos, y en algunos casos se verá aumentado su valor por el hecho de que se desarrollará la Liga Femenina.

Esta medida será temporal, mientras se va educando público para la Liga Femenina. Una vez que la competencia tenga su nivel de éxito o aprobación, los partidos de las temporadas venideras serán independientes al masculino y se podrían desarrollar en los principales estadios de Colombia.

6. Un formato de competencia más equilibrado y menos traumático para los equipos

A comparación de otras ligas femeninas como las europeas, donde se aplica el sistema todos contra todos, la liga colombiana se jugará un formato de varias fases. La primera ronda estará compuesta por 3 grupos regionales de 6 equipos y se disputará una ronda de todos contra todos de 10 fechas. Se clasifican los dos primeros de cada grupo y los dos mejores terceros para los cuartos de final, luego semifinal y luego final.

Por un lado es beneficioso el formato, porque los equipos que integran los grupos están basados por regiones, con lo cual se aliviará el presupuesto de los conjuntos visitantes para el transporte aéreo o terrestre y el alojamiento, aunque sea financiado por Dimayor, pero por otro la liga será corta de duración, de solo 4 meses y entrará en inactividad a partir de julio hasta enero del siguiente año.

Lo llamativo del formato de competencia son las rondas finales, cuyos partidos serán de ida y vuelta como los que se disputan en la liga masculina, ya que en caso de empate, la serie se define por penales y avanza el equipo ganador a la siguiente ronda. Este formato le dará más drama y emoción a la definición del campeonato y los 18 equipos estarán preparándose de la mejor manera para ser el mejor.

7. Una gran oportunidad de las futbolistas para llegar a la Selección Colombia

Antes de la Liga Femenina, los técnicos de las Selecciones Colombia debían viajar a las distintas ciudades del país para realizar veedurías y seleccionar a las jugadoras para los microciclos o campamentos de entrenamiento. Ahora las veedurías para los seleccionadores son los partidos de la Liga Femenina, porque de ahí se descubrirán los posibles talentos de las jugadoras cafeteras para ser convocadas a la selección Colombia.

Pese a que este año habrán pocas competencias internacionales, el seleccionador interino, Pedro Alzate, recurrirá a la Liga Femenina para seguir la trayectoria de nuevas jugadoras y hacer filtros por medio de los microciclos para la participación de Colombia en los Juegos Boliviarianos de Santa Marta 2017, como preámbulo para la clasificación al próximo mundial a través de la Copa América Femenina de 2018.

La llegada de la Liga Femenina podría afectar a las futbolistas que estudian o residen en los Estados Unidos como Tatiana Ariza, Catalina Pérez o Isabella Echeverri, que han sido recurrentes en la Selección Colombia y que al no poder participar en la Liga Femenina, correría en riesgo futuras convocatorias, ya que no serán vistas por el seleccionador y otras jugadoras de Liga podrían quitarles sus espacios como internacionales.

Sin embargo, casos como los de Natalia Gaitán o Lady Andrade que juegan en ligas profesionales de España y Turquía respectivamente, mantienen actividad constante todos los fines de semana, por lo cual no será impedimento para futuros llamados, pero podrían ausentarse de los juegos Bolivarianos o Sudamericanos por no ser torneos FIFA y los clubes no las podrían ceder, salvo para la Copa América Femenina del próximo año.

8. Muchas niñas se motivarán para practicar fútbol en Colombia y vivir de su deporte

Antes las futbolistas debían empacar maletas hacia Estados Unidos o Europa para perseguir su sueño futbolero a la distancia y complementar con estudios universitarios gracias a becas o pasantías. Con la Liga Femenina, ya las futbolistas cafeteras se convertirán en profesionales, recibirán sueldo y si su equipo llega a ganar la liga, podrán obtener becas para estudiar en la Universidad Sergio Arboleda como premio.

Un premio que motiva no solo a las futbolistas actuales, sino a las futuras, ya que así los padres de familia no tendrán que realizar esfuerzos económicos titánicos para sacar a sus hijas fuera del país a seguir su carrera deportiva como rifas o hipotecas. Con el fútbol profesional femenino y con equipos que respalden el desarrollo de la disciplina entre las mujeres, serán muchas que quieren forjar un nombre y una carrera dentro de Colombia.

Si se da el compromiso de los 36 equipos de la Dimayor de contar con equipos base femeninos, si la Federación Colombiana de Fútbol crea mecanismos para llevar el fútbol femenino a regiones apartadas de Colombia, si los colegios y escuelas femeninas fomentaran más el fútbol en sus programas de Educación Física, el número de futbolistas aumentaría considerablemente y por ende la calidad del fútbol femenino en nuestro país.

La meta de la FIFA antes del Mundial Femenino de Francia 2019 es llegar a tener 45 millones de mujeres practicando fútbol a nivel global. La Liga Aguila Femenina debe generar estas aperturas hacia un fútbol más igualitario y equilibrado en Colombia. Así muchas niñas no seguirán a referentes masculinos como Falcao o James, sino que tomarán de ejemplo a Yoreli Rincón, Daniela Montoya o Natalia Gaitán; a ese nivel de motivación se debe llegar en el corto plazo.

9. Veremos mujeres en los cuerpos técnicos y árbitras en cada partido

La Liga Aguila Femenina será histórica por varios motivos, el primero, que los equipos profesionales contarán dentro de sus cuerpos técnicos a asistentes técnicas, preparadoras físicas, mas no entrenadoras, ya que los 18 equipos tendrán entrenadores masculinos, pero con el tiempo veremos a mujeres dirigiendo equipos y realizando movimientos tácticos en cada partido.

Lo segundo es que ya veremos a árbitras dirigiendo las acciones de los partidos. Aunque en un principio también habrán árbitros en partidos femeninos, más adelante las jueces centrales y asistentes de campo podrán estar en todos los compromisos. ¿Quién será la primera árbitra que dirija un encuentro profesional de fútbol colombiano? y ¿quién será la primera mujer que entrene a un equipo profesional femenino?… ¡El tiempo lo dirá!

10. El fútbol ya no es cosa de hombres y los medios deben entenderlo

Finalmente, concluyo los 10 aspectos claves con el hecho de que ya el fútbol era un deporte reservado para los hombres, eso ya quedó como mito urbano y ahora son las mujeres, las que demuestren toda su capacidad deportiva, talento y disciplina, para ganarse un lugar en el corazón de los hinchas futboleros colombianos.

Para ello es necesario que los medios de comunicación dejen de ver el fútbol femenino como un tabú, que nos las señalen como “niñas” o “guapas”, porque aquí lo importante es darle visibilidad y reconocimiento a un fútbol femenino que se ha ganado con sacrificio y pulso, gracias a sus jugadoras, entrenadores y escuelas de fútbol.

El mejor favor que se le pueden pedir a los noticieros de radio, televisión y digitales es que se hable cada fin de semana de fútbol femenino, que se cuenten historias de vida de muchas jugadoras como lo hacemos nosotros y que se resalte el talento y el rendimiento de las futbolistas, mas no sus atributos físicos o hechos externos.

Como conclusión, el Fútbol Femenino Colombiano ya es una realidad gracias a la Liga Aguila Femenina, que hay razones de peso para seguir y apoyar a los equipos femeninos en los estadios de Colombia, que cada jugadora merece palabras de aliento, aplausos y sobre todo el cariño de los hinchas para que pueda destacarse en su medio. Así que la invitación es creer y apoyar más nuestro Fútbol Femenino.

Entradas Relacionadas

Francisco Diaz

Desarrollador Web Freelance. Apasionado por el fútbol sobre todo el femenino.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *